La Iglesia cruzó a Milei por sus dichos contra el Papa: “Es imposible con insultos, gritos y descalificaciones”

Fueron varios los sectores cercanos al Papa Francisco, que cruzaron al candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, por sus dichos contra el líder de la Iglesia Católica, al que tildó de “personaje impresentable, nefasto y representante del maligno en la Tierra”.

Este mediodía el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, le respondió de manera contundente al libertario: “Es imposible construir un país sin diálogo y con insultos, gritos y descalificaciones”, señaló.

Nos preguntábamos como se va a gobernar un país dividido. Y afirmábamos que el clima de violencia en las expresiones de los candidatos no ayuda a la paz social”, destacó el referente eclesiástico sobre las declaraciones del actual diputado nacional.

A lo que agregó: “Uno de los candidatos se ha expresado con insultos irreproducibles y con falsedades. Como expresó monseñor Gustavo Carrara, el Papa es para nosotros un profeta de la dignidad humana en un tiempo de violencia y exclusión. Pero, por otra parte, también es un Jefe de Estado al que se le debe un respeto particular”.

“En este tiempo de desesperanza y decepción que provoca la creciente pobreza en nuestro país me preocupa mucho que haya aparecido un clima de autodestrucción. Un deseo de que todo se desborde para caer en el vacío. Esto es como una enfermedad social que anula todo horizonte y proyecto de futuro. Una suerte de auto boicot”, continuó Ojea en una entrevista difundida por la Oficina de Comunicación y Prensa de la entidad religiosa.

Los sectores cercanos al sumo pontífice se mostraron muy disgustados con la falta de respeto exhibida por Milei,La vocación del político es transformar la realidad, hacerla más humana, para que las personas a las que sirve como político puedan desarrollar al máximo sus talentos y capacidades al servicio del bien común”.

“Nosotros como Iglesia intentamos iluminar la conciencia de los fieles con los principios del Evangelio. Ante un acto de enorme responsabilidad, como es la emisión del voto, respetamos la voluntad popular. No avalamos a ningún candidato en particular porque no es nuestra misión y no nos corresponde. Expresamos principios que creemos puedan ser útiles para reflexionar el futuro de este pueblo que amamos y al que servimos”, concluyó el monseñor.