El Gobierno debatirá la reducción de la jornada laboral en Diputados

Luego de la modificación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el gobierno nacional va por otro tema que generará polémica. La Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados se reunirá para debatir un conjunto de proyectos de legisladores de diferentes bancadas que proponen la reducción de la jornada laboral.

Este martes, la Comisión analizará siete expedientes sobre este tema, de los cuales cinco fueron presentados por el oficialismo y dos por la oposición. Entre las cinco propuestas que presentó el Frente de Todos, se encuentran las de Claudia Ormaechea, Hugo Yasky, Sergio Palazzo, Eduardo Valdés y Mónica Litza. Por otro lado, entre los dos proyectos impulsados por legisladores de la oposición, se encuentra el de Enrique Estevez y Nicolás del Caño, representantes del socialismo y el Frente de Izquierda respectivamente.

La idea principal de la reunión es tratar el proyecto que lleva la firma del diputado kirchnerista y titular de la CTA, Hugo Yasky. El sistema propuesto consiste en que se pase a un régimen de 36 horas semanales, con 4 años de gradualidad y libertad gremial. 

A través de este proyecto, se buscará que se modifiquen los Convenios Colectivos de Trabajo de manera que cada gremio discuta la medida para su posterior implementación. En esta misma línea, pese a la interna sindical existente entre las dos centrales obreras, ambas CTA coinciden en el proyecto de la reducción horaria, siempre y cuando “no implique reducción de salarios”. Además, la CGT también brindó su apoyo al proyecto.  

La ministra de Trabajo, Raquel ‘Kelly’ Olmos, por su parte, también ha expresado su apoyo a la reducción de la jornada laboral argumentando que este cambio puede generar más empleo y mejorar la distribución del beneficio económico.

“Es una propuesta que en su momento desde el ministerio respaldamos, porque pensamos que la Argentina ha quedado en ese sentido muy retrasada al establecer todavía desde la década del treinta, 48 horas de jornada laboral semanal”, afirmó la ministra.

Por otra parte, en el caso de que no prosperara el proyecto o si se extiendiera demasiado en el tiempo en términos parlamentarios, desde el oficialismo no descartan promulgarlo a través de un DNU.