Quiénes pican en punta para ser ministros de Economía en un eventual gobierno de Milei

Presionado por las definiciones de sus competidores en la carrera electoral por la Casa Rosada, Javier Milei, apura el diseño de su organigrama económico en caso de ser elegido como próximo presidente de los argentinos.

Si bien quedó muy detrás de la candidata de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, que con muy buen tino, anunció a Carlos Melconian, como su futuro titular del Palacio de Hacienda. Desde el entorno del líder libertario ya tejen estrategias para proyectar una figura que podría llegar a ser una especie de súper ministro.

Tal y como quiso ser otro de sus contrincantes el presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, que adelantó que revelará quien será su mano fuerte en la cartera que hoy en día conduce, en caso de ser quien se quede con el triunfo el próximo 22 de octubre.

Con el encumbramiento de Emilio Ocampo, a quien Milei anunció como su futuro presidente del Banco Central y el encargado de cerrarlo, que cada vez se hace más fuerte en el círculo del economista. Desplazando a otras figuras que brindaron su apoyo al libertario, como Roque Fernández, ex ministro de Economía de Carlos Menem.

O el caso de Carlos Rodríguez, jefe de asesores del Ministro de Economía en el menemismo y presidente del “consejo de asesores” de La Libertad Avanza, a quien Milei denomina como “el Profe”, y quien habría elaborado algunas propuestas, que fueron eclipsadas por el desembarco de Ocampo, uno de los padres del plan de dolarización y con excelente relación con los Estados Unidos.

Ocampo, Rubini y el consejo de asesores son tres islas sin contacto entre sí. De todas formas los asesores ad honorem no van a ser altos funcionarios en un eventual gobierno, al que hay que tener en cuenta es a Ocampo”, indicaron desde el equipo de colaboradores del Milei, según reflejó el medio La Nación. Dando a entender que quien tiene más chances de convertirse en una especie de veedor del área económica es justamente el designado para derribar el Central.