Diputados aprobó la reforma de la ley de alquileres con los cambios propuestos por el kirchnerismo

En la madruga de este miércoles, pasadas las 5 de la mañana, Diputados aprobó la reforma de la ley de alquileres por 128 votos contra 114.

De esta manera, el dictamen con las reformas oficialistas votadas en el Senado fue aceptado por la Cámara Baja y  los contratos entre propietarios e inquilinos tendrán una vigencia de tres años y una actualización semestral, en lugar de anual como regía hasta ahora.

La iniciativa fue votada por los integrantes del Frente de Todos, dos diputados del Interbloque Federal, uno de Juntos por Rio Negro y cuatro legisladores izquierda. Juntos por el Cambio, los libertarios y algunos legisladores provinciales rechazaron la reforma.

La nueva Ley establece contratos mínimos de tres años y aquellos con destino a vivienda serán firmados “en valor único en moneda nacional y por períodos mensuales sobre el cual podrán realizarse ajustes con periodicidad a intervalos no inferiores a seis meses“.

Además, se modifica el mecanismo para actualizarlos y toma el Coeficiente Casa Propia que publica el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

Martín Lousteau, cuestionó esta última modificación y porque “si la inflación baja, la gente va a pagar por encima del índice inflacionario”. Ante su obsservación, el riojano Ricardo Guerra le preguntó: “¿Y si la inflación sube?”. “Si la inflación sube vamos a tener un problema más grave”, respondió Lousteau.

Finalmente, otra de las reformas del proyecto aprobado se refirió a la deducciones impositivas que podrán hacerse. “Las partes podrán deducir del Impuesto a las Ganancias la suma equivalente al diez por ciento del monto anual del contrato de locación”, establece.