El Gobierno reconoció que autorizó la colocación de carteles por la quita de subsidios y contradijo a Massa

En la recta final de la carrera electoral la oposición denunció una “campaña sucia” por parte del Gobierno con una serie de anuncios en los que se indica cual es el valor del pasaje de transporte público sin los subsidios millonarios que aplica el Estado, generado gran preocupación en los usuarios.

De hecho, la campaña apuntaba directamente al candidato de La Libertas Avanza, Javier Milei y a la referente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quien se pronunciaron varias veces en contra de los subsidios a las tarifas públicas.

Si bien, el ministro de Economía y candidato a presidente del oficialismo, Sergio Massa, se desligó del tema, diciendo que no tenía que ver con una orden del Gobierno y señalando a los gremios como responsables de la cartelera.

En las últimas horas, el propio ministerio de Transporte desmintió al funcionario al confirmar que desde la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) se estableció “la obligatoriedad de la aplicación de un cartel informativo en colectivos y trenes referido a la posibilidad de renunciar a los subsidios en las tarifas”.

De este modo, el propio espacio político refutó los dichos de Massa: “Esa campaña, que por ahí hoy se volvió polémica, es de los gremios que vienen a decir cuánto estará el boleto si ganan Bullrich o Milei”, había dicho el tigrense en relación a la cartelera.

Los carteles en cuestión anunciaban: “Boleto Mínimo con subsidio 53$; Boleto mínimo sin subsidio 700 $. El usuario tiene la libertad de elegir si quiere mantener el subsidio o no”, y llevaban la firma de Presidencia de la Nación.