Los discursos de Milei y Massa de cara al balotaje y el desafío de conquistar votos

En unas elecciones que pusieron a Javier Milei y Sergio Massa en la batalla final por la presidencia, los candidatos dieron sus respectivos discursos de cara al balotaje sabiendo que cada voto será fundamental para la victoria.

Por su parte, el libertario fue el primero en hablar y acercó posiciones con el espacio de Patricia Bullrich, quien quedó tercera. “Estoy dispuesto a barajar y dar de nuevo para terminar con el kirchnerismo”, sostuvo Milei durante su discurso en el bunker del Hotel Libertador cerca de la medianoche.

“La campaña hizo que muchos de los que queremos un cambio nos viéramos enfrentados, por eso vengo a dar por terminado ese proceso de agresiones y ataques“, agregó, en un discurso escrito en el que la palabra “cambio” tomó un rol fundamental.

“Hace dos años si nos hubieran dicho que íbamos a estar disputando una segunda vuelta con el kirchnerismo por la presidencia, no lo hubiéramos creído. Estamos verdaderamente ante un hecho histórico. No dejemos de tener real magnitud ante el evento histórico”, manifestó el libertario.

Massa, quien arrancó solo su discurso arriba del escenario, sentenció: “La grieta se murió y empieza una nueva etapa desde el 10 de diciembre, con mi Gobierno”.

Sabiendo que los votos de Juan Schiaretti y Myriam Bregman, serán fundamentales, más cercanos a su espacio y fáciles de conquistar, se dirigió a sus votantes y sostuvo: “Voy a hacer el mayor de los esfuerzos para ganarme su confianza”.

También hubo lugar para hacer referencia al voto radical e incluso a quienes eligieron a Patricia Bullrich.
 
“Quiero hablarle a esos miles y miles de radicales que a lo largo y ancho de la Argentina comparten con nosotros valores democráticos como la educación pública, la independencia de poderes, la construcción de valores institucionales que la Argentina merece”, manifestó Massa.
 
Y, en referencia al electorado de Juntos por el Cambio comentó: “Pero también quiero hablarles a los que eligieron otra opción, para tener una Argentina en paz, con orden. Con respeto a las instituciones, que quieren un país sin incertidumbre”.

Voy a convocar a un gobierno de unidad nacional el 10 de diciembre. Construido sobre la base de convocar a los mejores sin importar su fuerza política. Es importante tener la capacidad de abrir una nueva etapa institucional en la Argentina”, agregó.

Massa, a pesar del balotaje, se mostró optimista para el 19 de noviembre: “Voy a ser un presidente que va a honrar la constitución y la bandera. Soy consciente de que muchos argentinos nos votaron como una forma de señalar con su voto que querían y que no querían. No nos dieron un cheque en blanco”.

El candidato, luego de pronunciar sus primeras palabras, llamó al escenario a su pareja, Malena Galmarini y a sus dos hijos. Lo mismo hizo con su compañero de fórmula, Agustín Rossi, y su familia.