Milei contó su plan para ganar el balotaje con Massa y lo comparó con el de Macri y Scioli en 2015

Tras ingresar en el balotaje presidencia junto a Sergio Massa, Javier Milei habló sobre su estrategia para llegar a ser el mandatario de la Argentina a pesar de que los porcentajes que obtuvo La Libertad Avanza no eran los que esperaban.

“Si vos mirás la diferencia que hubo entre Scioli y Macri, esta diferencia actual es mucho menor”, comentó en referencia al balotaje que disputaron en 2015 el kirchnerismo y Juntos por el Cambio. Y, en tono más macrista que nunca, aseguró: “Por lo tanto, sí se puede…”.

“Estuvimos frente a una de las campañas más sucias de la historia. Me tuve que bancar un montón de cosas. Y estoy dispuesto a olvidar eso, hacer punto y aparte y damos vuelta la página. Ya no se trata de mi. ¿Vos preferís que nos quedemos revolviendo la basura del pasado y entregarle el país al kirchnerismo o alinearnos y ganarles?”, comentó en diálogo con Jonatan Viale en LN+.

“Tengo una actitud abierta para que nos juntemos los que nos parecemos ideológicamente. Tabula rasa. Borrón y cuenta nueva. Damos de vuelta y le ganamos al kirchnerismo”, añadió el libertario que durante la campaña supo mostrarse muy crítico con la candidata de JxC, Patricia Bullrich, a quien recordó su pasado en la organización Montoneros, entre otros comentarios que pretendían sacarla de la carrera presidencial.

Sobre Bullrich, en plan conciliación, sostuvo que “estaría encantado de la vida” que fuera su ministra de Seguridad. Todavía no se sabe que actitud tomará la ahora excandidata que ya retomó la presidencia del PRO.

También hizo referencia y dio su visión de por qué los porcentajes resultaron siendo distintos a los que esperaban.

“Mucho de ello tiene que ver con la campaña del miedo. Mucha gente se vio asustada por la estafa de las tarifas, de lo que costaría el boleto si Bullrich y yo fuéramos presidentes. Pero lo que no entienden es que los subsidios cuestan cuatro puntos del PBI mientras que el impuesto inflacionario ocho. Te dan un peso y te sacan dos”, afirmó sin desmentir las supuestas tarifas de $1100 publicadas por el oficialismo.

“La sensación que tengo es que el ala radical conspiró sistemáticamente contra las reformas que propuso el presidente Macri y ahora se sienten más cómodos con los kirchneristas”, concluyó.