Villarruel aseguró su impronta en el Ministerio de Seguridad y desmintió negociaciones con Bullrich

En medio de la campaña para el balotaje, la candidata a vicepresidenta por La Libertad Avanza, Victoria Villarruel, enfatizó su compromiso con las áreas de Seguridad y Defensa en caso de una victoria electoral. En este sentido, descartó negociaciones con Patricia Bullrich y subrayó: “El expertise que pueda aportar Patricia es bienvenido, pero Javier fue muy claro en decir que estas áreas iban a llevar la dedicación e impronta de mi parte”.

Por su parte, respecto a la alianza con el PRO, la candidata y diputada nacional de LLA tomó distancia de Mauricio Macri. “Somos dos espacios que ahora encaramos de cara al 19 de noviembre una lucha en común. Lo que nos espera por delante es Massa, que tiene todo el aparato del Estado”, sostuvo.

En diálogo con Radio Mitre, la libertaria indicó que “puede haber algún tipo de diferencias o cuestiones que desde lo discursivo puedan ser diferentes”. No obstante, subrayó: “Todos tenemos en claro que la fórmula es Milei-Villarruel y no estamos en un momento particularmente enfocado en cargos o en algo más que el 19 de noviembre y la estrategia comunicacional para el balotaje”.

Respecto a la gestión del Ministerio de Seguridad en un eventual gobierno de La Libertad Avanza y el rol que podría llegar a tener la exministra del área, Patricia Bullrich, Villaruel manifestó: “No nos hemos reunido aún, así que no se ha establecido una estrategia en común o una conversación respecto de cómo lo vamos a encarar luego del 10 de diciembre en caso de ganar”.

En este sentido, la candidata remarcó que ella misma se va a “involucrar muy directamente” en Seguridad y Defensa, más allá de su rol como titular del Senado, ya que considera que son áreas que “requieren una visión y un respaldo por parte del Estado para poder funcionar adecuadamente”.

Villarruel también habló de las polémicas surgidas en torno a declaraciones de miembros de La Libertad Avanza. Al respecto, expresó: “En todas las campañas, y más en un momento tan álgido, este tipo de distorsiones del mensaje o comentarios que puedan ser más o menos asertivos sirven de distracción de lo que estamos cuestionando, que es que la realidad nos está pasando por encima a los argentinos”.

“Si hay alguna declaración que se pueda salir de lo políticamente correcto o de lo prolijo en la forma de ser dicha, en mi caso tengo bastante tolerancia, inclusive con nuestros oponentes, porque eso sirve para distraer de lo verdaderamente importante”, apuntó.

A dos semanas de la segunda vuelta, la candidata libertaria aseguró que confía en la elección del “cambio”, aunque “es bastante duro lo que viene por delante”.