Hallaron documentos sobre la muerte de Nisman en medio del escándalo del espionaje ilegal

El escándalo en torno a una amplia operación de espionaje ilegal que involucra a políticos, jueces, periodistas y personalidades públicas ha crecido con el hallazgo de documentos sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman en la computadora del exagente policial Ariel Zanchetta.

En esta nueva revelación, se descubrió que los nombres de los espías a los que supuestamente Zanchetta reportaba coinciden con aquellos que fueron interrogados por el fiscal Eduardo Taiano en relación a la muerte de Nisman, específicamente por inusuales llamadas telefónicas realizadas durante el fin de semana en que ocurrió el fallecimiento del fiscal.

Según confirman fuentes judiciales, se encontraron 12 páginas de evidencia en la computadora del exagente relacionadas con la causa de la muerte del exfiscal de la AMIA, Alberto Nisman, quien apareció con un tiro en la cabeza el 18 de enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero. Causa que la Justicia ha determinado como un asesinato y cuya investigación se encuentra en manos del juez Julián Ercolini y el fiscal Taiano.

Otro de los nexos entre la causa por la muerte de Nisman y la computadora del expolicía espía, se trata de un chat de Telegram en el que Zanchetta se comunica con una cuenta identificada como “Deleted Account”. En la conversación, este usuario le pide que revise unas “fichas” si están disponibles. Por un lado, este pedido refiere a la exfiscal Viviana Fein, quien investigó el hallazgo del cuerpo de Nisman. Mientras que, las otras dos “fichas” que menciona, comprenden al fallecido juez Norberto Oyarbide y al juez federal de Esquel, Sebastián Otranto, que investigó la muerte de Santiago Maldonado.

La investigación del fiscal Taiano también sugiere que agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) estaban vigilando la fiscalía de Fein mientras ella investigaba la muerte de Nisman. Dos exagentes de la AFI declararon bajo juramento ante la Justicia que lo hacían para saber quiénes entraban o salían del edificio, con el objetivo de determinar si el exjefe de contrainteligencia Antonio “Jaime” Stiuso, con quien Cristina Kirchner estaba fuertemente enfrentada desde 2013, estaría presente.

Los dos agentes que declararon ante Taiano integraban el grupo de la AFI que respondía órdenes de Fernando Pocino, otro jefe del espionaje local, quien estaba enfrentado con Stiuso. En la época en que ocurrieron estas tareas de vigilancia sobre la fiscalía de Fein, la AFI estaba comandada por Oscar Parrilli, actual senador e incondicional de Cristina Kirchner.

Según difundió LA NACIÓN, fuentes del kirchnerismo negaron el espionaje sobre Fein, aunque reconocieron que era público que en ese momento estaban tratando de dar con el paradero de Stiuso. Incluso recordaron que Parrilli pidió que se librara una circular azul de Interpol para poder conseguir información sobre el paradero del exjefe operativo de la AFI, que anteriormente había colaborado con Nisman en la investigación del atentado contra la AMIA.

Entre las pistas que sigue el fiscal Taiano, una de ellas presume que la muerte de Nisman puede estar relacionada con una guerra interna de los servicios de inteligencia ya que detectó que un grupo de agentes que respondían a Pocino protagonizaron inusuales cruces de llamadas telefónicas el fin de semana previo a su muerte.

“El nexo entre Pocino y Zanchetta era Raitano, exchofer y secretario de Pocino y su hombre de máxima confianza, hoy asignado como agregado diplomático de la AFI en la Embajada argentina de Chile”, confió una fuente con acceso al expediente en diálogo con LA NACION. “Zancheta recibía directivas de a quién operar y es muy sugestivo los ataques que había a Aníbal Fernández, adversario de Pocino y también de La Cámpora”, explicaron.

“Desde mediados del 2010 se armo un equipo de tareas se integraba con subcrio Ariel Difilippo; Pereyra, Joaquín; Raitano, Diego; por parte de Pocino y Milani, Gerardo”, revela el currículum del expolicía. El nombre completo del extitular del Ejército durante el gobierno de Cristina Kirchner es César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani.

Todos los documentos hallados sobre la muerte de Nisman fueron compartidos por el fiscal Gerardo Pollicita con su colega Taiano. Ambos funcionarios trabajarán en el análisis de esa documentación para determinar si arroja alguna nueva pista en la causa por la muerte del fiscal. Mientras tanto, Taiano continúa tomando declaraciones a espías que podrían estar relacionados en el caso Nisman.

Los dos principales responsables de la AFI que declararon hasta ahora fueron Héctor Icazuriaga y Francisco Larcher, jefes de la inteligencia entre 2003 y 2014 hasta que Cristina Kirchner los echó. Según señalan las fuentes judiciales, ambos declararon bajo juramento ante el fiscal que los agentes inorgánicos no existían en la AFI.