Denuncian a Capitanich por emitir cheques por más de $1.500 millones antes de dejar su gestión

La provincia de Chaco se ve envuelta en un nuevo escándalo financiero. A pocos días de la transición gubernamental, la gestión de Jorge Capitanich enfrenta denuncias por la emisión de cheques millonarios de pago diferido, programados para ser pagados después del 10 de diciembre, fecha de cambio de gobierno. 

Este nuevo escándalo se une a la polémica generada por el pase a planta permanente de 17 mil personas, mayoritariamente vinculadas a la militancia, familiares y exfuncionarios, hasta el año 2030, y que fue aprobado por la Legislatura por solicitud de Capitanich.

La Subsecretaría de Hacienda del Chaco emitió el Memorándum 170, instruyendo la emisión de cheques de pago diferido por un total de $1.562 millones a favor del Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos (INSSSEP), con vencimiento entre el 20 y 22 de diciembre. Estos pagos coincidirían con los sueldos y aguinaldos de fin de año y con los primeros días de la nueva gestión encabezada por Leandro Zdero.

Además, diferentes versiones aseguran que el gobierno saliente pretende anular pagos de préstamos a corto plazo por $30.000 millones realizados a las empresas SAMEEP y SECHEEP entre enero y octubre de este año, lo cual afectaría significativamente las finanzas del próximo gobierno.

Ante estas acusaciones, el bloque de Juntos por el Cambio presentó un pedido de informes en la Legislatura provincial, sosteniendo que la gestión de Capitanich está llevando a cabo maniobras que comprometen las arcas públicas. 

“Según versiones recogidas en los medios, el gobernador de la provincia del Chaco, Jorge Milton Capitanich, a un mes del cambio de gobierno habría tomado decisiones que dificultarían y complicarían el arranque del nuevo gobierno”, señalaron los legisladores de la oposición Leandro César Zdero, Doris Lilian Arkwright, Andrea Silvina Canteros Reiser, Debora Soledad Cardozo, Gustavo Silvio Corradi, Zulma Galeano, Livio Edgardo Gutierrez y Sebastian Leonardo Lazzarini.

En ese sentido, expresaron: “La maniobra complicaría financieramente la gestión que se inicia, a un mes de asumir el gobernador electo. Se trataría de un posible operativo irregular de anulación de órdenes de préstamos a SECHEEP y SAMEEP de préstamos a corto plazo que fueron auditadas por la Contaduría General de la provincia, que pretenden ser reemplazadas por cuentas a cobrar a largo plazo”.

El gobernador electo, Leandro Zdero, se enfrenta así a un inicio de mandato complicado debido a estas acciones financieras cuestionables, generando incertidumbre sobre el panorama económico de Chaco en los primeros días de su gestión.