Ezeiza: tensión e incidentes con militantes K en el cierre de campaña de Javier Milei

El cierre de campaña de Javier Milei en Ezeiza se vio empañado por incidentes y tensiones protagonizados por militantes K alineados con el intendente Gastón Granados. Previo al inicio del acto, manifestantes irrumpieron lanzando boletas de Unión por la Patria al grito de “Massa presidente”. En respuesta, los manifestantes libertarios retrucaron entonando el clásico “la casta tiene miedo”, desencadenando los empujones y enfrentamientos.

Los disturbios, que incluyeron arrojo de objetos como piedras, botellas y palos, obligaron a Milei a retrasar el inicio del acto en más de una hora y suspendieron la caminata programada por la peatonal Ramos Mejía. 

Mientras los mileistas denunciaron que se trató de un “apriete”, una “provocación”, un “escrache”; los peronistas insistieron en que la movida se trató de una “manifestación en repudio de las propuestas de Milei”.

No obstante, la mayor sorpresa fue que entre los manifestantes del oficialismo estaba el propio intendente Gastón “Gato” Granados, quien reconoció que sabía que iba a haber una marcha de los suyos a la zona y dijo que buscó evitar que la tensión escalara con su presencia.

Caravana de Milei en el centro de Ezeiza. Militares del PJ insultan a los libertarios. Foto: Marcelo Carroll, Clarín.

Granados llegó acompañado por Hugo Matzkin, actual director de Seguridad de la Municipalidad de Ezeiza y ex jefe de la Policía Bonaerense durante la gestión de Daniel Scioli. Cabe destacar, además, que Granados está en uso de licencia y lo reemplazó su hijo Gastón, ahora intendente electo.

“Más del 60 % de los vecinos votó en contra de Milei y vinieron a manifestarse espontáneamente. No es un escrache, yo vine a garantizar el orden que el acto para el 28% que lo votó se haga con los menores problemas posibles”, aseguró Granados a Clarín. Si bien dijo que iba a quedarse hasta que terminara el acto, ordenó la retirada antes que llegue el candidato libertario.

En medio de los incidentes, se registraron enfrentamientos entre las militancias y se evidenció una fuerte confrontación verbal. A pesar de la intervención de Granados y Pablo López, principal referente libertario de Ezeiza, la situación generó momentos de alta tensión.

Desde el lado de la estación de Ezeiza, simpatizantes oficialistas –sin ningún distintivo partidario– gritaron contra los libertarios que respondían saltando al ritmo de “el que no salta es un ladrón”. Incluso un hombre disfrazado de El Zorro entonaba: “Massa, basura, vos sos la dictadura”.

Recién después de la llegada de los móviles, Milei apareció directamente en el escenario y, aunque no se refirió a la situación reciente, habló de la “campaña del miedo”. “En esta elección nos jugamos la vida. Terror es lo que estamos viviendo hoy”, lanzó el diputado nacional. Y cerró: “No se puede hacer historia con miedo. Por eso es importante que la esperanza gane al miedo”.

El cierre nacional de campaña de Milei está programado para el próximo jueves en Córdoba, donde espera un panorama distinto al de Ezeiza, ya que en las elecciones obtuvo una victoria significativa.