La advertencia de Patricia Bullrich al ser designada como ministra de Seguridad: “El que las hace, las paga”

Desde la oficina del presidente electo, esta mañana se comunicó la designación de Patricia Bullrich como ministra de Seguridad. Por otro lado, hace minutos, la propia funcionaria fue quien le agradeció a Milei la oportunidad y reconfirmó la noticia.

“Agradezco al presidente electo @JMilei la oportunidad ofrecida para volver a servir a la patria como ministra de Seguridad”, afirmó la dirigente.

Agradezco al presidente electo @JMilei la oportunidad ofrecida para volver a servir a la patria como ministra de Seguridad.

Me comprometí con cada uno de ustedes a lograr el cambio profundo que nos demanda la sociedad y daré esa batalla desde el lugar que hoy me toca.

“Me comprometí con cada uno de ustedes a lograr el cambio profundo que nos demanda la sociedad y daré esa batalla desde el lugar que hoy me toca”, prosigue el mensaje de la referente opositora, quien tiene claro el contexto complejo en el que deberá desempeñarse por las grandes reformas que planea realizar el nuevo gobierno nacional

El eje central de su promesa de gestión apunta a un estado de derecho sólido y justo, donde la ley se aplique sin distinciones ni favoritismos. “El cambio verdadero es posible si la ley se aplica en cada rincón del país, de forma pareja para todos y sin privilegios”, aseguró, tomando distancia de cualquier forma de corrupción que pueda entorpecer el accionar de las fuerzas de seguridad.

“Argentina necesita orden. Seremos implacables contra el crimen y daremos una lucha sin cuartel contra el narcotráfico. Es simple: el que las hace, las paga”, finaliza el texto.

El lema “el que las hace, las paga” ha sido un mensaje habitual de la campaña que Bullrich realizó para llegar a la Casa Rosada y fue adoptado por las fuerzas libertarias, quienes coinciden que la necesidad de aplicar una política férrea en materia de seguridad, con la intención de establecer un régimen de consecuencias claras para aquellos que infrinjan las leyes.