Tensión diplomática: Nicaragua retira a su embajador en la Argentina por la llegada de Javier Milei

Con el arribo de Javier Milei al gobierno, el próximo 10 de diciembre, se reconfigura el mapa político de la región, principalmente las relaciones diplomáticas, económicas y comerciales con países que hasta ahora eran aliados y que con la nueva administración no se sienten cómodos.

Ese es el caso de Nicaragua, que anunció este lunes el retiro de su embajador en Argentina, Carlos Midence, ante las “reiteradas declaraciones” contra el régimen de Daniel Ortega por parte del presidente electo en Argentina.

“Frente a reiteradas declaraciones y expresiones de los nuevos gobernantes, el Gobierno ha procedido a retirar a su Embajador, compañero escritor y comunicólogo, Carlos Midence”, señalaron desde la cancillería nicaragüense, en un breve comunicado divulgado por los medios oficialistas.

La medida llega días después de que la futura ministra de Relaciones Exteriores del nuevo gobierno de La Libertad Avanza, Diana Mondino, confirmara que no se extendió invitación para la ceremonia de asunción de Milei, a los mandatarios de Nicaragua, Venezuela, Cuba e Irán.

Dejando en claro la nueva postura ideológica que gobernará la Argentina, que dista mucho de las aplicadas por dichos gobiernos, de hecho, Milei sostuvo durante toda la campaña electoral que no promoverá “las relaciones con comunistas, ni con Cuba, ni con Venezuela ni con Corea del Norte ni con Nicaragua ni con China”.

Por lo cual, la Oficina del presidente electo no invitó al acto oficial de investidura del domingo a Daniel Ortega, Miguel Díaz-Canel (Cuba), Nicolás Maduro (Venezuela) e Ebrahim Raisi (Irán), para evitar la foto con gobernantes que violan sistemáticamente los derechos humanos en sus países y apoyan a organizaciones terroristas como Hamas y Hezbollah. Según destacaron desde la nueva gestión.