Las organizaciones sociales y la CGT desafiaron a Milei: “Vamos a ser los primeros en salir a la calle”

En la sede de la CGT, los movimientos sociales afines a Unión por la Patria se reunieron para oficializar la nueva conducción de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), ahora liderada por Alejandro “Peluca” Gramajo del Movimiento Evita.

Además del nuevo secretario general de la UTEP, el acto contó con la presencia de líderes sindicales como Héctor Daer y Pablo Moyano con el objetivo de consolidar la alianza entre piqueteros y la CGT, a seis días para la asunción de Javier Milei como presidente.

“Cada vez que quieran tocar un derecho de los trabajadores, vamos a ser los primeros en salir a la calle”, advirtió el dirigente camionero, Pablo Moyano, al tomar la palabra. “Esta unidad va a ser el principio de la unidad que se va a dar en la calle”, sentenció.

El hijo de Hugo Moyano aprovechó la oportunidad para apuntar contra los gobernadores peronistas que mantienen diálogo con Milei o sus delegados políticos. En este sentido, les preguntó si “van a venir con el verso de que están apretados por la coparticipación” para justificar su eventual acompañamiento a las reformas.

El estatal Hugo “Cachorro” Godoy, referente de la CTA Autónoma, fue un paso más allá al calificar al futuro gobierno como una “experiencia neofascista peligrosísima para la sociedad”. Ante esta situación, el dirigente sindical llamó a “fortalecer la unidad para resistir” al eventual gobierno que tendrá inicio el próximo 10 de diciembre.

“No nos vamos a poner de rodillas ahora. Viva la unidad de los movimientos sociales y el movimiento sindical”, agregó el docente y diputado nacional Hugo Yaski, titular de la Central de Trabajadores de la Argentina.

Pasadas las 16, ingresaron al edificio dirigentes como Gildo Onorato (Movimiento Evita) y Omar Plaini (secretario general del gremio de canillitas). También asistieron Daniel Menéndez, de Barrios de Pie; Juan Grabois, del Movimieto de Trabajadores Excluidos, y los funcionarios de Axel Kicillof, Walter Correa (ministro de Trabajo) y Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad).

La alianza entre la CGT y los movimientos sociales refleja un desafío similar al ocurrido en 2016, cuando organizaron la Marcha Federal y un paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri.