Martín Lousteau será el nuevo presidente de la Unión Cívica Radical

Este viernes por la tarde, Martín Lousteau fue elegido como el nuevo presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) en una reunión del Comité Nacional. El senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires se impuso ante el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, como sucesor de Gerardo Morales al frente del partido centenario.

La elección fue unánime, pese a que algunos gobernadores radicales respaldaban al mandatario correntino como candidato. De esta manera, la elección de Lousteau sirvió para consolidar un claro mensaje de unidad dentro del partido. 

Lousteau, que ocupaba el cargo de vicepresidente del radicalismo, asume un rol de liderazgo en un contexto político en el que se busca fortalecer el núcleo de Juntos por el Cambio.

En sus primeras declaraciones como presidente de la UCR, Lousteau expresó preocupación por la gestión de “la pesada herencia del kirchnerismo” y la necesidad de “generar equilibrios” sin afectar a la clase media y las pymes. “Tenemos un Estado cada vez peor”, aseguró Lousteau. Y remarcó: “Hay que construir un mejor Estado”.

En un comunicado difundido por la UCR, el partido realizó una autocrítica interna. En este sentido, afirmaron: “La UCR necesita cambiar para volver a representar a la mayoría de los argentinos. La sociedad se expresó por el cambio pero no nos eligió para representarlos. Esto nos obliga a una profunda autocrítica. Debemos renovarnos en nuestras ideas”.

“Las medidas significan un golpe increíblemente duro para la sociedad argentina. Traíamos una inflación desbocada, producto no solo de la herencia sino de todas las cosas que hizo el ministro de Economía Massa para facilitar su campaña”, aseveró el nuevo presidente radical.

Es preciso señalar que no todos los mandatarios radicales respaldaban a Valdés. El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, pertenece a Evolución, por lo que su apoyo fue para Lousteau. El jujeño Carlos Sadir es hombre de Morales, por lo que su voto también fue para el porteño. Con el correntino quedaron Alfredo Cornejo (Mendoza) y Leandro Zdero (Chaco).

La distribución de cargos en la UCR refleja una posición de liderazgo por parte del tándem Morales-Lousteau, que se quedó con la presidencia, vicepresidencia, y secretaría general, entre otros. Este resultado se logró tras intensas negociaciones, consolidando una mayoría de 9 de los 15 lugares para este sector. Así, la vicepresidencia primera quedó para Inés Brizuela Y Doria, de La Rioja mientras que la segunda vicepresidencia quedó para el senador formoseño Luis Naidenoff. La tercera vicepresidencia fue para la mendocina Pamela Verasay.

La nueva conducción de la UCR busca establecer una “oposición constructiva” frente al Gobierno de Javier Milei, estableciendo que, si bien acompañará las reformas que sean necesarias en el Congreso, analizarán ley por ley. 

“La sociedad ubicó a JxC y la UCR en un lugar que no es el de cogobernar”, aseguró Pullaro en las afueras del Comité, aunque aclaró que serán “muy respetuosos del 55% que eligió a Javier Milei como presidente”. Finalmente, remarcó que Juntos por el Cambio seguirá unido.