ATE será el primer gremio en organizar una protesta contra las medidas de ajuste de Milei

Tras las medidas de ajuste económico que realizó el recién llegado gobierno de Javier Milei, entre las que se encuentran una devaluación de la moneda del 54%, con una disparada de precios que se convirtió en una hiperinflación, uno de los sindicatos más populosos del país sale a la calle a reclamar un aumento salarial.

Se trata de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que organiza la primera protesta contra el Gobierno para el próximo viernes 22 de diciembre, en reclamo de un aumento de los sueldos que compense el salto devaluatorio y que no haya despidos masivos en el sector.

“No está garantizado el pago de los aguinaldos en la mayoría de las provincias y municipios. Hay gobernadores que ya anunciaron el pago de salarios en cuotas. Se suspendieron paritarias. Se congelan las plantas de personal. La situación no da para más y hemos resuelto una medida de fuerza nacional”, explicó el titular del gremio a nivel nacional, Roberto Aguiar.

A lo que agregó: “La remarcación generalizada e indiscriminada de todos los precios de la economía en la previa de la asunción del nuevo Gobierno, y luego la devaluación de más del 118 por ciento han terminado de aniquilar los ingresos de los trabajadores del sector público y también de los jubilados. Nadie puede acusarnos de no haber agotado todas las instancias”.

El sindicato que nuclea a los empleados del Estado, con fuerte influencia en hospitales, municipios organismos administrativos, rechazó cualquier posibilidad de despido por el ajuste que pretende el Gobierno, además declaró que es inconstitucional el protocolo antipiquetes anunciado por Patricia Bullrich, y otorgó mandato abierto a la conducción nacional para definir medidas de fuerza en cada región.

De hecho, sobre el anuncio de la ministra de Seguridad de la Nación, desde ATE señalaron: “Frente a semejante avance sobre nuestros derechos e intentos de represión y criminalización de la protesta por parte del Gobierno, necesitamos empezar a ejercer plenamente nuestros derechos de huelga y movilización”.