El Gobierno presiona al Congreso para que trate el DNU: “Deben elegir entre acompañar o seguir obstruyendo el cambio”

En medio de la tensión generada entre el Gobierno y la oposición por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó el presidente Javier Milei, y la reforma que envió al Congreso para ser tratada en sesiones extraordinarias. El vocero presidencial, Manuel Adorni, puso más presión sobre los legisladores y reclamó un rápido tratamiento de esos temas.

Los diputados y senadores deberán elegir entre acompañar lo que ha votado la gente, el cambio, esta argentina que queremos para la gente de bien y sin el peso del Estado, o seguir obstruyendo este cambio y poner palos en la rueda a esto que la mayoría de la gente queremos”, sostuvo el funcionario.

Ante la prensa en su atril de Casa Rosada, el portavoz de la Presidencial indicó: “Apelamos a la buena voluntad y que estén a la altura de las circunstancias en el marco de urgencia en el que estamos inmersos todos los argentinos”.

Es que en las últimas horas, con la publicación de un nuevo decreto en el Boletín Oficial, el Ejecutivo oficializó la convocatoria a sesiones extraordinarias en el Congreso, hasta fines de enero del 2024. Para que se trate el proyecto de ley “ómnibus” que incluye la reversión del impuesto a las Ganancias, la Boleta Única de Papel, los cambios en la movilidad jubilatoria y otras reformas impositivas.

Respecto a la movilización de la CGT para el próximo miércoles 27 de diciembre, en contra de la reforma laboral que incluye el DNU de Milei, el encargado de la comunicación evitó referirse al tema y recordó que existe una línea telefónica “para todos aquellos que se sientan extorsionados a concurrir” y celebró la investigación judicial, “en donde se acreditó la identidad de más de 8.000 personas que, además de cobrar el plan, tienen alguna relación laboral con ministerios o dependencias del Estado”.

Este acto de desviar el tema por parte de Adorni, responde a que el Gobierno inició en las ultimas horas, una negociación con los líderes sindicales para evitar un paro general y sostener las reformas pretendidas por La Libertad Avanza.