Javier Milei adelantó que llamará a un plebiscito en el caso de que el Congreso rechace el DNU

Este martes, el presidente Javier Milei anticipó que evalúa avanzar en una consulta popular, en caso de que el Decreto de Necesidad y Urgencia para la desregulación de la economía sea rechazado por el Congreso. “El megadecreto tiene más de 75% de aprobación, entonces que me expliquen porque quieren algo en contra de la gente”, sostuvo.

“Si me lo rechazan, llamaría a un plebiscito y que me expliquen porqué se ponen en contra de la gente”, indicó el mandatario enfatizando en el respaldo que obtuvo en las urnas en las últimas elecciones.

Y apuntó: “El paquete de medidas (DNU) fue una aporte para dar más libertad a los individuos, para desregular e ir a estructuras más competitivas y eliminar los tongos de la política. Fueron medidas de shock de libertad, anti casta y que, a diferencia de lo que dicen algunos, es amigable con la competencia, con los argentinos de bien”.

El mandatario le brindó una entrevista a Luis Majul para su programa La Cornisa, emitido por LN+, en la que volvió a defender la iniciativa que modifica centenares de leyes, decretos y resoluciones, con el objetivo de desregular la economía. 

Milei resumió su súper DNU en “tres elementos fundamentales en términos estilizados”. En este sentido, explicó: “Tiene una parte de dar más libertad a los individuos. Hay otra parte que tiene que ver con desregular e ir a estructuras más competitivas; y otra que tiene que ver con eliminar los tongos de la política”.

Asimismo, el mandatario habló de las demoras en el tratamiento de su proyecto: “Al margen de que parte de esa lentitud que ponen los legisladores es porque buscan coimas. Algunos, digo. Esos que les gusta la discusión, discutir la coma, es porque están buscando coimas”, señaló. Y sentenció: “Esto apunta contra los corruptos”.

“Si están a favor, listo, que lo dejen correr, no se hagan problema. El problema es que con este mecanismo no pueden morder. Eso es lo que más les molesta”, subrayó en la misma línea.

Respecto a las manifestaciones contra sus medidas, el Presidente arremetió contra la oposición y, cuando le preguntaron si este sector intenta “voltear” su Gobierno, respondió desafiante: “Que lo intenten, que lo intenten, vamos a ver si la gente los deja. ¿Quién nos va a querer voltear? ¿Los que quieren la decadencia, que seamos cada vez más pobres?”.

“En 16 días de gobierno, tres marchas. ¿No pueden aceptar que perdieron? ¿Que la población eligió otra cosa? Que hay un gobierno con otras ideas, que hay otra forma de ver el mundo”, sostuvo y apuntó contra “quienes defienden el populismo, ese modelo que dividieron los salarios por 12; se perdió más del 90% del salario por el populismo”.

En otro tramo de la entrevista, Javier Milei lanzó una serie de chicanas a Axel Kicillof, quien envió a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires un proyecto con suba de impuestos. “Es un problema de las finanzas de la Provincia de Buenos Aires. Ahora, digamos, el keynesianismo le salió bastante mal entonces. Él un devoto del déficit fiscal, del gasto público y ahora se manda un impuestazo”, dijo Milei. Y bromeó: “Voy a hacer más reuniones con gobernadores, se les va a contagiar la ortodoxia”.

Asimismo, se animó a aventurar una “tasa Kicillof” por la sentencia que recibió el Estado argentino tras la estatización de YPF en la gestión de Cristina Kirchner, con el mandatario bonaerense como viceministro de Economía.

“Lo que vamos a hacer, es una idea que estamos trabajando, es crear la tasa Kicillof, es decir, pagarle a este fondo con un bono perpetuo con algo que se llama la tasa Kicillof y que los argentinos tengamos que pagar todos los años una determinada cantidad de dólares gracias al error monstruoso que cometió”, expresó Milei. Y concluyó: “Por más que sea doctor de la UBA parece que esas materias no las estudió. Es alguien que no tiene muy claro cómo funcionan las finanzas y menos los mercados”.

Por otra parte, Milei también se refirió a casos de gastos superfluos en la Casa Rosada y en otras dependencias del Estado y llamó a dar muestras de austeridad a la población.

“Todo el tiempo estamos encontrando casos de corrupción o cosas que son un disparate. Llegamos acá, mi hermana se pone a revisar autos. Teníamos 121 autos. Dos choferes por auto. Solamente para la secretaria general de la presidencia. 242 choferes. Se saca todo”, dijo el jefe del Ejecutivo. Y agregó: “Luis Caputo encontró 600. Afuera. Se terminaron los privilegios. Hay que tener austeridad. Si queremos pedirle a la gente que nos acompañe con esto los primeros que tenemos que ser austeros somos nosotros”.