La CGT aseguró que “no hay ningún motivo” para levantar el paro del 24 de enero

Omar Plaini, secretario de política económica de la Confederación General del Trabajo (CGT) comparó al gobierno de Javier Milei con la última dictadura cívico militar en la Argentina y subrayó que “no hay ningún motivo” para que la central obrera levante el paro convocado para el 24 de enero.

“¿A dónde volvimos con el gobierno? ¿A 1976-1983?”, sostuvo el secretario general del Sindicato de Canillitas en diálogo con Radio Mitre.

Además, Plaini ratificó el paro general de 12 horas convocado para el 24 de enero. “No hay ningún motivo para que nosotros levantemos el paro. El Gobierno tomó medidas nocivas que afectan al pueblo argentino. No quieren negociar y dialogar”, apuntó.

“Ellos dicen todo o nada, es peligrosísimo. Un gobierno que hable con las fuerzas del cielo es preocupante. Milei detesta al Parlamento. Es muy peligroso eso”, siguió.

Y continuó: “En los primeros días lanzó un DNU de espalda al Congreso, como así también la Ley Ómnibus. No conoce el Estado ni la República”.

“Nos está llevando al caos”, alertó Plaini sobre el gobierno de La Libertad Avanza y afirmó que la medida de fuerza es “un llamado de atención” al presidente Javier Milei.

El viernes, fue Pablo Moyano quien defendió el paro y aseguró que la central obrera es “el único muro de contención contra el avasallamiento de los derechos de los trabajadores”.

El titular de Camioneros dijo además que se opondrá a “cualquier reforma laboral que vaya en contra de los derechos de los trabajadores”, al igual que “a las privatizaciones de las empresas del Estado y a toda medida que afecte la soberanía nacional”.

También llamó a los dirigentes del Partido Justicialista (PJ) a “reunirse y reorganizarse, sobre todo en el Congreso”. “Les pedimos que estén con nosotros en la calle resistiendo. Tenemos que estar todos juntos para frenar esta política de hambre contra el pueblo argentino”, señaló en declaraciones a la radio AM750.

“Ahora nos toca a nosotros con la CGT oponernos al DNU y a la ley ómnibus, de la misma forma en la que Hugo (Moyano) lo hizo durante el gobierno de Menem. En este contexto, parece que el PJ está acéfalo. No veo tampoco a ningún dirigente que se haya puesto al frente de frenar esta locura. Hasta ahora solo lo hace la CGT”, remarcó Moyano.