La Rioja demandará al Gobierno y reclamará una deuda de $9.300 millones ante la Corte Suprema

En un nuevo capítulo de la creciente tensión entre el Gobierno de Javier Milei y la provincia de La Rioja, el gobernador Ricardo Quintela anunció que presentará una demanda ante la Corte Suprema de Justicia por una deuda de $9300 millones correspondientes a recursos coparticipables del año 2023. La acción legal, liderada por los abogados Andrés Gil Domínguez y Jorge Yoma, también solicitará el embargo del Fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

La demanda, que será presentada el 1 de febrero tras la finalización de la feria judicial, busca recuperar los fondos adeudados durante el ejercicio 2023 y reclama, además, $47.000 millones correspondientes al mismo año, actualizados y con pagos diarios, similar al resto de las provincias. Esta iniciativa podría sentar un precedente para otras provincias que se ven afectadas en sus ingresos debido a las políticas del Gobierno nacional.

El reclamo de La Rioja se suma a la tensión generada por el megadecreto de Milei y la Ley Ómnibus, que recortan la transferencia discrecional de fondos y paralizan la obra pública. La Rioja, que depende en gran medida de la coparticipación (casi el 70% de sus fondos) y del ATN (21,3%), se ve particularmente afectada por estas medidas.

El gobernador Quintela, además de buscar soluciones legales, propuso la creación de una moneda propia para la provincia, ya sea virtual o física, como alternativa para enfrentar compromisos locales en caso de que los fondos nacionales sean recortados o no sean transferidos.

La demanda que presentará La Rioja ante la Corte Suprema también aborda la reconducción del Presupuesto 2024, que según Quintela, no incorpora un 160% de devaluación experimentado en el año anterior. 

“Hoy nos deben $9300 millones del mes pasado, que tengo entendido que cuando gana la elección el actual presidente pide que no se muevan los recursos, y no se sancione la nueva ley de Presupuesto. Por lo tanto, nuestra provincia se vio particularmente perjudicada. Nos reconducen el presupuesto con un 160% de devaluación que tuvimos el año pasado y no está incorporado, sino que están en 12 cuotas y eso temo que no me lo reconozcan”, había explicado días atrás Quintela.

Por su parte, el abogado Jorge Yoma aclaró que los recursos que reclama la provincia no integran las partidas de ATN, sino que “forman parte del porcentaje de la Coparticipación Federal de Impuestos, que corresponden a La Rioja”, pero también solicitarán “como Medida Cautelar urgente, un embargo al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), hasta cubrir las cifras adeudadas por la Nación a nuestra provincia”.

“Dicho embargo se fundamenta en la difícil situación que sufren los hogares riojanos, cuyos ingresos disminuyeron dramáticamente por la inflación descontrolada que castiga la economía argentina y la necesidad impostergable de recomponer los salarios de nuestros trabajadores públicos; como asimismo garantizar debidamente los servicios de Salud, Educación, Seguridad y Justicia, y demás políticas públicas por parte del gobierno provincial”, agregó el riojano.