Ley Ómnibus: el Gobierno analiza modificar la reforma jubilatoria para asegurarse el apoyo

Mientras continua el debate en comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación, del paquete de reformas del Estado que presentó el presidente Javier Milei, desde el oficialismo se mostraron dispuestos a modificar algunos de los puntos que más resquemor generan en la oposición cercana.

Es que desde La Libertad Avanza están más que preocupados en que la media sanción de la norma se lleve adelante antes del paro general propuesto por la Confederación General del Trabajo (CGT) para el próximo 24 de enero.

Por lo que se mostraron abiertos a aceptar algunas pequeñas modificaciones que no cambien el espirito de la norma, según indicaron fuentes legislativas. Sobre todo en la reforma jubilatoria, en donde recibieron una fuerte crítica por parte del PRO y la UCR sobre que no se propone reemplazar la fórmula actual por otra, sino que se impulsa que el Presidente haga aumentos por decreto.

En el artículo 106 del proyecto de la ley Bases, se plantea suspender la modalidad actual de las prestaciones establecidas en la Ley 24.241 y otorgarle al Poder Ejecutivo la autoridad para definir una fórmula que ajuste automáticamente, “teniendo en cuenta la justicia y la sostenibilidad económica”.

Por lo que desde los bloques aliados del oficialismo en Diputados, pretenden que se elimine el índice actual, se proponga un plazo de 180 días para que se desarrolle otro cálculo jubilatorio y se fijen los aumentos en línea con los ajustes por inflación.

En ese sentido, las negociaciones encabezadas por el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, que se hacen a contrarreloj para que la ley se apruebe en lo inmediato, como pide el presidente Milei.