Patricia Bullrich adelantó que el Gobierno impulsará una ley para expulsar del país a extranjeros sin residencia

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, insistió con la idea de expulsar del país a aquellos extranjeros que comentan delitos y no cuenten con residencia. El pedido de la funcionaria se dio en el marco de la última toma de tierras en el partido bonaerense de La Matanza, que terminó con cinco muertos y varios heridos.

En este contexto, Bullrich insistió en que el Gobierno impulsará una ley que modifique la situación actual. Además, desafió a quienes discuten esa posibilidad bajo argumentos relacionados con los derechos humanos.

La ministra habló en radio El Observador sobre la trágica toma de terrenos en La Matanza, donde cinco personas murieron en medio de una balacera que se desató tras una discusión. Sobre eso, aseguró que quedó “azorada” al escuchar al gobernador Axel Kicillof admitir que había una orden de desalojo desde hace tiempo sobre esos terrenos.

“Si a mí me dan la orden de desalojo, mañana te lo desalojo. Ni bien en cualquier terreno entra la primera usurpación, afuera”, dijo Bullrich. Y, enseguida, adelantó: “Ahora vamos a cambiar las leyes, después que se voten estas, para que extranjeros que delinquen en Argentina y son irregulares, se vayan del país. Por supuesto que hay extranjeros que delinquen y generan un daño muy fuerte, tienen que cumplir una pena. Porque si no, irse del país sería como una salvación”.

Además, rechazó las críticas que puedan surgir con esa decisión, y desafió: “El otro día hubo cinco muertos, ¿de qué derechos humanos estamos hablando? Que vengan en fila uno atrás de otro a decirnos lo que tenemos que hacer para salvarle la vida a los argentinos”.

Los dichos de la titular de la cartera de seguridad nacional vienen acompañados de una fuerte crítica al gobierno de la provincia de Buenos Aires, que comanda Axel Kicillof, al que acusó de ser “permisible” a las usurpaciones.

“Creemos que la permisividad permanente que existe en la provincia de Buenos Aires respecto a las usurpaciones generan un clima en el que las personas pueden tomar un terreno sin consecuencias. Es un tema que viene sucediendo hace tiempo y es absolutamente contrario a lo que pensamos. Creemos que hay que tomar decisiones urgentes respecto de los desalojos”, destacó la ministra.

A lo que agregó que La Matanza “es un caso especialísimo” porque, según señaló Bullrich hay “connivencia entre punteros que se convierten en narcotraficantes, y también hay políticos que lucran con esto”. Ante lo que advirtió: “Una cosa es el rol de la Policía y otra es la permisividad respecto a la usurpación”.