Frente al silencio de Cristina y Alberto Fernández, Kicillof gana protagonismo dentro del peronismo

En medio de las críticas y el malestar social desencadenados por las medidas de ajuste del presidente Javier Milei, la resistencia peronista emerge liderada por los gobernadores Axel Kicillof y Ricardo Quintela. Aunque referentes como Sergio Massa, excandidato a presidente, y Cristina Kirchner, exvicepresidenta de la Nación, se mantienen en silencio, Kicillof adopta un tono confrontativo y busca sumar apoyo a la movilización convocada por la CGT.

Quintela, por su parte, se ha destacado como uno de los primeros gobernadores en crear una cuasimoneda provincial para enfrentar la falta de recursos. La cual fue ampliamente resistida y cuestionada por los trabajadores estatales riojanos, que serán quienes la reciban como parte de su salario.

En una cumbre que reunió a gobernadores, legisladores, intendentes y referentes sociales y sindicales, Kicillof expresó su rechazo al plan de ajuste y anunció el respaldo a la movilización de las centrales obreras. Aunque en su entorno niegan que esté liderando un proceso, reconocen su rol como gobernador y su posición crítica ante las medidas de Milei.

Quintela, gobernador riojano, ha sido uno de los más críticos hacia Milei, incluso llegando a afirmar que renunciaría si el líder libertario ganaba las elecciones. A pesar de la victoria de Milei, Quintela no renunció y ahora se posiciona como un referente en la resistencia peronista.

Aunque figuras como Massa, Alberto Fernández -que está viviendo en Madrid desde el 21 de diciembre- y Cristina Kirchner se mantienen al margen, Kicillof y Quintela emergen como líderes de un sector del peronismo dispuesto a enfrentar las políticas de Milei y defender los intereses de la población que, según su visión, es perjudicada por las medidas económicas del Gobierno.