Para el Gobierno, el paro no tiene sentido y la mayoría de la gente “no está de acuerdo“ con la medida de la CGT

 A 24 horas de que se realice la huelga general que convocó la CGT, el Gobierno nacional salió al cruce de la central obrera, calificó la medida de fuerza como “un absoluto sinsentido” y remarcó que “la mayoría” de los argentinos “no está de acuerdo” con el paro general.

“No entendemos bien qué es lo que los duerme y qué es lo que los despierta”, criticó el vocero presidencial respecto del silencio de la CGT durante los cuatro años del gobierno de Alberto Fernández y la velocidad para llamar a un paro en el inicio de la gestión de Javier Milei.

Durante su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el funcionario nacional apuntó: “Entendemos que la marcha de mañana es un absoluto sinsentido. No entendemos muy bien qué es lo que quieren voltear cuando todo está dentro de la ley”.

En ese marco, consideró que la CGT “está del lado equivocado de la historia” y “en contra de la gente que trabaja”, debido a que “si hay alguien que ha perdido en las últimas décadas, han sido los trabajadores”.

Que triunfe la libertad. El que quiera ir a trabajar, que lo pueda hacer. Y el que quiera parar, lo haga, sin complicarle la vida al resto y sin pretender que los demás se acoplen a algo con lo que la mayoría no está de acuerdo”, planteó respecto a la jornada de protesta que se realizará este miércoles, aunque evitó realizar una evaluación en la previa del paro general.

“Si no votan la ley…”: la fuerte advertencia de la Rosada a los gobernadores

En otro tramo de la conferencia, Adorni les envió un fuerte mensaje a las provincias, en horas cruciales para el futuro del proyecto de ley ómnibus de Milei, que cosecha algunas resistencias entre los gobernadores por las retenciones al agro.

“El déficit cero, el equilibrio de las cuentas públicas, no se negocia. Y efectivamente vamos a revisar cada partida que el Gobierno nacional aporta a las diferentes provincias, sin contemplaciones”, dijo Adorni.

Al ser consultado acerca de cuál sería la reacción del Ejecutivo ante un fracaso legislativo de la normativa, respondió: “Si no votan la ley, entenderán que el ajuste será mayor para todos, no solo para Nación sino para las partidas que el Gobierno nacional transfiere a las provincias”.

“Estamos haciendo una hipótesis sobre lo que pasaría en caso de que no se apruebe la ley y te lo anticipo ahora, porque no va a haber otro camino, es seguir con el ajuste de las cuentas públicas. Ese ajuste va a incluir el análisis de todas y cada una de las partidas que el Gobierno nacional transfiere a las provincias en todos los conceptos que se te puedan ocurrir”, puntualizó.