El kirchnerismo pidió una sesión especial en el Senado para intentar derogar el DNU de Milei

El interbloque del kirchnerismo en el Senado, liderado por el formoseño José Mayans, impulsó una sesión especial para el jueves de la semana próxima con la intención de rechazar el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que desregula la economía, emitido por el Gobierno de Javier Milei.

La bancada del Frente de Todos, compuesta por 33 legisladores, tendrá la difícil tarea de sumar cuatro voluntades de otros bloques para alcanzar el quórum necesario (37) y abrir el recinto. 

En medio de la discusión sobre la Ley Ómnibus en Diputados, algunos senadores de la oposición no kirchnerista se muestran en desacuerdo con el DNU. Sin embargo, prefieren esperar la acción de la justicia antes de abordar el tema en el Senado.

La solicitud de sesión surge tras vencerse el plazo de 10 días para que la comisión bicameral de Trámite Legislativo tratará el DNU, un proceso que nunca se llevó a cabo a pesar de que la Cámara alta hizo su tarea y designó a sus integrantes. Por su parte, Diputados no siguió ese camino ya que el kirchnerismo sugirió una cantidad de miembros que rechaza el titular de la Cámara baja, Martín Menem.

Durante la tarde del martes, el interbloque kirchnerista se reunió para evaluar la Ley Ómnibus y diseñar una estrategia frente al DNU. Aunque no hay consenso unánime, se decidió avanzar con la solicitud de sesión para voltear la medida del Gobierno libertario, el cual necesita la negativa de ambas Cámaras del Congreso para ser rechazada (algo que nunca ocurrió desde que se instauró este tipo de normativa que utilizan todos los Ejecutivos). 

El objetivo de la bancada liderada por Mayans era conseguir las firmas de otras fuerzas opositoras para blindar el quorum y agitar las aguas en el Senado. Sin embargo, la acción no tuvo el efecto deseado. A pesar de lo ocurrido, se ordenó firmar igual la solicitud con cinco senadores –el mínimo que pide el reglamento– y sólo hubo del Frente de Todos, incluyendo a José Mayans, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Juliana di Tullio (Buenos Aires), Sergio Leavy (Salta) y Juan Manzur (Tucumán).

El foco ahora está en los bloques de la oposición no kirchnerista, como Unidad Federal, Mónica Silva (Juntos Somos Río Negro), representantes santacruceños vinculados a Claudio Vidal, y legisladores renovadores de Misiones.

Por el momento, la incertidumbre persiste, ya que si la sesión no alcanza quórum, el Frente de Todos quedará con discursos en minoría. Mientras que Si logra su objetivo, se abriría un frente de conflicto importante para el oficialismo.