Martín Menem reconoció que el oficialismo no logra un acuerdo para el cambio de la fórmula jubilatoria

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, admitió que “no está habiendo un acuerdo sobre la reforma en la fórmula jubilatoria” con la oposición para que la propuesta del Ejecutivo de Javier Milei logre ser aprobada, este martes, en el debate en particular de la Ley Ómnibus. 

La propuesta del Gobierno busca mantener la fórmula implementada durante la gestión de Alberto Fernández hasta abril y, a partir de ese mes, actualizar los haberes automáticamente según el índice de inflación mensual. 

Desde la oposición, critican esta propuesta argumentando que implicará una pérdida significativa en las remuneraciones de los jubilados, ya que la fórmula actualiza de manera trimestral y, ante ese contexto, generaría una “licuación” debido a la inflación.

“Hasta último minuto vamos a estar pendientes de si puede haber un acercamiento”, aseguró Menem en relación a los grupos de la oposición dialoguista para persuadirlos de que respalden la propuesta del Gobierno. 

En una entrevista para LN+, el presidente de la Cámara baja apuntó contra los cuestionamientos recibidos por parte del bloque de Unión por la Patria (UxP) sobre este tema: “Los jubilados están desesperados por la fórmula de Alberto Fernández. Han perdido 35% en los últimos… y ahora vienen a hablar del problema”.

A continuación, cuando se le preguntó si puede garantizar que los jubilados no perderán contra la inflación, Menem indicó: “No puedo garantizar nada; 129 personas tienen que garantizar el voto de una fórmula que les deje de perder dinero como vienen perdiendo los últimos cuatro años”.

Respecto a los puntos no negociables de la Ley Ómnibus, Menem reiteró que el Gobierno no negociará la coparticipación del impuesto PAIS, como solicitan los gobernadores. En tanto, sobre el paquete fiscal que fue retirado del megaproyecto, el diputado aseguró: “Quedamos en discutir los temas fiscales más adelante”.

“Milei lo que no negocia es lo que prometió, que es la libertad y la no inflación. Dentro de eso no se puede negociar. No va a gastar un peso de más y no va a hacer lo que se hizo en los últimos 20 años”, subrayó el legislador oriundo de La Rioja, quien no perdió la oportunidad para fustigar al gobernador peronista de su provincia, Ricardo Quintela. “En La Rioja no hay actividad privada. Es tipo Cuba”, dijo.

El presidente de la Cámara baja también pronosticó que la sesión del martes será muy extensa, similar a la votación general de la ley, que duró tres días. “Puede durar 100 horas, 150 horas si empezamos a discutir artículo por artículo”, afirmó. En este sentido, Menem remarcó que “la voluntad de La Libertad Avanza es trabajar los fines de semana, si es necesario”.

Y sostuvo: “Tenemos bastante colaboración entre los bloques más amigos que están dispuestos a trabajar, lo han manifestado el primer día. Haremos curso zen, lo que haya que hacer, pero queremos sacar la ley porque los argentinos necesitan la ley”.

En sus últimas declaraciones, Menem elogió a líderes de algunos bloques opositores y recordó el legado de su padre en el Congreso: “Para los diputados y senadores mi padre es el prócer del derecho parlamentario”. 

Sobre sus colegas de los bloques que apoyaron, mayoritariamente, la votación en particular, destacó: “El Pro, con el diputado Cristian Ritondo, jefe de bloque, está colaborando. Igual que el diputado [Miguel Ángel] Pichetto, un caballero que tiene mucho Estado y muchos otros como Rodrigo De Loredo también [jefe del bloque de la UCR]”.