La palabra de Milei tras el encuentro con Francisco: “Se mostró satisfecho”

Este lunes, el papa Francisco recibió al presidente argentino Javier Milei, en una audiencia privada en el Vaticano durante 70 minutos. Participaron la reunión, además, la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei y el resto de los ministros que formaron parte de la comitiva oficial, integrada por por la canciller, Diana Mondino; el ministro del Interior, Guillermo Francos; la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello; el anunciado secretario de Culto, Francisco Sánchez; y el rabino designado embajador en Israel, Axel Wahnish.

El intercambio entre ambos jefes de Estado se desarrolló en el Palacio Apostólico, donde fijaron posición respecto a la crisis social que atraviesa el país, la grieta política y hubo una invitación de Milei al jefe del Estado Vaticano a que visite la Argentina.

 

Tras el encuentro, Milei confesó que vio a Francisco “satisfecho por el programa económico y su contención social” impulsado por el nuevo Gobierno que asumió el pasado 10 de diciembre.

Fuentes cercanas al premier argentino revelaron que Milei debatió con Francisco acerca de la herencia que recibió, el plan de contención social que está implementando y las medidas impulsadas para desanudar maniobras enquistadas en la administración pública.

Milei aseguró que el Papa estuvo atento durante más de una hora, en la que no hubo té, agua ni bebidas.

Entre los ritos protocolares, estuvo el tradicional intercambio de regalos, una tradición cada vez que el Pontífice mantiene una audiencia: Milei le entregó al Papa una carpeta con la copia de la carta manuscrita del canciller José María Gutiérrez a Juan Bautista Alberdi acreditándolo como representante en Europa, de mayo de 1854; un cuadro con la postal conmemorativa de la flamante santa Mama Antula que el Correo Argentino distribuyó en agosto de 2017 ocasión de su beatificación y alfajores de dulce de leche y galletitas de limón.

Este domingo, en un momento histórico para la Argentina, Milei y el Papa Francisco se vieron las caras, por primera vez, en la ceremonia de canonización de “Mama Antula”, en la Basílica de San Pedro, un encuentro que marca una tregua política tras sus enfrentamientos durante la campaña electoral.

La ceremonia de canonización fue el escenario de este primer contacto formal, que precede a una audiencia oficial entre ambos en el Palacio Apostólico. Este acercamiento es un punto de inflexión después del pedido de disculpas del jefe de Estado y la invitación del Santo Padre.