Francos lanzó una advertencia a los gobernadores: “Tienen que ajustar y manejarse con lo que hay”

Tras el quiebre del diálogo por el fracaso de la Ley Ómnibus en el Congreso, el presidente Javier Milei, de regreso a sus funciones tras una gira internacional, tiene como objetivo principal reencauzar la relación con los gobernadores. 

Desde el inicio de su mandato, esta relación ha sido compleja debido a decisiones como el recorte de la coparticipación y las transferencias discrecionales, y se agravó con la votación fallida de la Ley de Bases. En este contexto, el ministro del Interior, Guillermo Francos, enfrentó las quejas de los gobernadores provinciales y reiteró la necesidad de ajusten sus cuentas y se manejen con los recursos disponibles, sin recurrir a la “falsa emisión de moneda o el endeudamiento”.

“Entendemos perfectamente la situación compleja que tienen los gobernadores en las provincias, es la misma situación compleja que tiene el presidente administrando la nación en su conjunto”, afirmó Francos este miércoles en una entrevista con Radio Rivadavia. 

Y agregó: “El presidente ha pisado absolutamente los gastos, ha resuelto de qué manera va a gobernar y creo que los gobiernos provinciales van a tener que hacer lo mismo, tienen que ajustar las cuentas y manejarse con lo que hay, con lo que se tiene, no pueden pedirle al Gobierno nacional que siga manejándose de la manera que se venía llevando la economía del país anteriormente, es decir mediante la falsa emisión de moneda o el endeudamiento. Eso no lo va a hacer el presidente Milei”.

A pesar de la necesidad de mantener un canal de diálogo con las provincias, el Gobierno parece mantener una postura firme en cuanto a su rumbo político. “Las posibilidades de diálogo con los gobernadores siempre existen, pero todos en Argentina tenemos que entender que el presidente de la nación no va a emitir dinero ni generar más moneda espuria”, subrayó Francos.

Además, aclaró que la quita del subsidio al transporte por el Fondo Compensador del Interior “estaba resuelto desde antes”. “El Estado nacional genera un subsidio a las líneas nacionales o interjurisdiccionales. El resto del transporte es de las provincias. Durante la pandemia, (el expresidente) Alberto Fernández creó un fondo para que las empresas de transporte fuesen subsidiadas. Terminó la pandemia, pero el subsidio no y ahora ya no tiene razón de ser”, explicó Francos.

En este contexto, uno de los gobernadores apuntados por el gobierno es el mandatario cordobés Martín Llaryora, quien recientemente anunció un aporte de 700 millones de pesos para obras de pavimento en esa ciudad e hizo entrega de créditos para emprendimientos familiares. 

“No estamos dispuestos a bajar la obra pública, porque es progreso y mejora la calidad de vida de nuestra gente. Villa María no para, aún en momentos de crisis. En conjunto con el intendente (Eduardo Accastello) vamos a seguir pavimentando cuadras, porque son calles mejores y un barrio que cambia”, aseguró el mandatario.

Y remarcó: “Estamos en una crisis tremenda, hoy más que nunca tenemos que estar unidos, y tirar este carro, que se llama Argentina, para el mismo lado. Y gobernar es generar trabajo. Vamos a estar todos juntos para defender a los que producen”. 

“No estoy dispuesto a que el interior se arrodille, sí estoy dispuesto a consensuar, sí estoy dispuesto al diálogo”, cerró Llaryora.