DNU: Victoria Villarruel se reunió con los jefes opositores en busca de apoyo en el Senado

En medio de un clima de tensión en el Congreso, la Vicepresidenta Victoria Villarruel se reunió con jefes de los bloques opositores en el Senado, con excepción de Unión por la Patria, para buscar asegurarse el respaldo necesario en las votaciones clave que se aproximan.

A pocas horas de la reunión de la Bicameral para analizar el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de Javier Milei, y de la sesión para definir las autoridades del Senado, la titular de la Cámara alta busca restaurar los lazos con el sector dialoguista para evitar una posible derrota parlamentaria. 

En una reunión desafiante para el oficialismo, las bancadas opositoras expresaron su creciente irritación por los ataques del Presidente al Congreso y advirtieron sobre los riesgos que corre el decreto presidencial.

La comisión Bicameral de Tratamiento Legislativo fue convocada para este jueves al mediodía. Se trata de una reunión constitutiva en la que no se comenzará el tratamiento del decreto, pero se establecerá una agenda de trabajo. Se espera que la bancada K plantee que todos los plazos para la discusión del DNU están vencidos y que debería llevarse al recinto de inmediato.

Para el viernes, Villarruel convocó a la llamada “sesión preparatoria” para definir las autoridades parlamentarias, para lo cual el oficialismo necesita repetir la misma mayoría circunstancial que logró en diciembre, cuando 39 senadores votaron para dejar a UxP sin el control de la Cámara y en minoría en el reparto de lugares de las comisiones. 

En otras palabras, La Libertad Avanza necesita el respaldo de la UCR, el PRO, Unidad Federal, Cambio Federal y los bloques que responden a gobernadores de Río Negro, Misiones, Santa Cruz y Neuquén.

El principal riesgo para el oficialismo es no lograr esa mayoría el viernes, o que el PJ-K, con sus 33 senadores actuales, sume otros cuatro para alcanzar los 37 necesarios para el quorum y la mayoría simple. En este contexto, la Vicepresidenta se reunió y conversó con los líderes parlamentarios, manteniendo un trato fluido en general con las bancadas “dialoguistas”.

En La Libertad Avanza reconocen que nunca se pueden descartar imprevistos, aunque aseguran que hay un “compromiso” de los bloques opositores para reunir la mayoría sin UxP. Las bancadas dialoguistas también transmitían la misma señal que el oficialismo.

“La voluntad está y los números tendrían que estar para que la sesión sea estrictamente para confirmar a las autoridades, más allá del planteo que pueda hacer el kirchnerismo para complicarla. Pero le trasmitimos a Villarruel que hay mucho malestar entre los senadores por los insultos de Milei contra el Congreso, donde busca un enemigo. No sabemos cuánto puede aguantar el DNU tampoco en este contexto”, advertía un jefe opositor.

En las últimas horas, el Presidente ha calificado al Congreso de “nido de ratas” y volvió a asegurar que la Ley Ómnibus fracasó por la “miserabilidad de la casta política”, ávida por “defender sus tongos”, llegando a personalizar sus ataques contra algunos legisladores. 

La Vicepresidenta ha recibido mensajes de preocupación por los niveles de confrontación política y se ha planteado la necesidad de bajar el tono desde ambos lados y construir un diálogo más fluido.

“Ella conoce el clima, está al tanto de lo que pasa, y lo trasmite al Ejecutivo, pero parece no encontrar mucha receptividad para cambiar el enfoque político del Presidente con el Congreso”, señalaban en uno de los bloques dialoguistas.

En este clima, se llevarán a cabo la reunión de la Bicameral el jueves y la sesión preparatoria el viernes. UxP ha pedido en tres ocasiones que se convoque a una sesión para tratar el DNU, pero el interbloque K ratificó que buscarán la mayoría para rechazarlo en el recinto, considerando que la convocatoria a la comisión de Trámite Legislativo es “extemporánea”.