El Pj bonaerense se reunirá para tejer la estrategia contra el ajuste de Milei

En un momento de gran tensión económica, política y social en el país, el Partido Justicialista (PJ) de la Provincia de Buenos Aires ha convocado a una reunión que tendrá lugar el próximo sábado en Cañuelas, con el propósito de reorganizar el partido tras la derrota electoral.

Si bien el orden del día es flexible, el objetivo principal será avanzar en la coordinación de acciones y establecer una estrategia para enfrentar las políticas del Gobierno nacional, especialmente aquellas que afectan a la provincia de Buenos Aires, como la reducción de subsidios al transporte o la eliminación del Fondo de Incentivo Docente (FONID).

Los miembros del PJ bonaerense han expresado que “las circunstancias obligan a la provincia peronista a reorganizarse rápidamente y establecer una agenda común”. Se especula que esta reorganización también podría abarcar la discusión sobre la renovación de la dirección del partido, actualmente a cargo de Máximo Kirchner.

Esto se debe a la derrota del PJ a nivel nacional y a las críticas de ciertos sectores del peronismo provincial que solicitan un “debate interno y una renovación”. La gestión del diputado nacional está siendo objeto de escrutinio.

Aunque hay líderes como Santiago Cafiero que prefieren centrar sus esfuerzos en combatir las políticas de Javier Milei, otros peronistas, como el exintendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, y el jefe municipal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, insisten en la necesidad de renovar la dirección del partido.

El propósito de estos líderes es reducir la influencia de La Cámpora, un grupo con el que tienen marcadas diferencias ideológicas. A sus filas se ha unido el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, quien se ha distanciado del kirchnerismo más radical al renunciar a la vicepresidencia del Instituto Patria.