Intendente mete presión para que Milei reciba a la FAM

Tras una reunión de más de 500 intendentes nucleados en la Federación Argentina de Municipios (FAM) en medio de los recortes de Nación, el intendente de Carlos Casares, Daniel Stadnik, volvió a reclamar una reunión “urgente” con el presidente Javier Milei.

El jefe comunal expresó que “lamentablemente, vemos que en estos pocos días todo empeoró y mucho”, por ese motivo, reiteró el pedido de ser recibidos “con carácter muy urgente” por el Ejecutivo. “Esto sí es de necesidad y urgencia”, remarcó.

De no ser recibidos, advirtió que iniciarán acciones judiciales en cada provincia por la quita de subsidios al transporte público y la eliminación del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), que pone en peligro el inicio del ciclo lectivo.

Los reclamos de los intendentes

Una de las principales preocupaciones de los jefes comunales es poder garantizar ayuda social directa a las familias que sufren las carencias básicas. Por eso, piden una coordinación entre el Estado nacional, las provincias y los municipios para abordar esta situación.

“Los municipios y provincias están supliendo la falta de ayuda social directa del Estado nacional, ya que la demanda en comedores comunitarios ha aumentado un 30% sin el envío de alimentos”, explicó Stadnik.

Para el intendente, el recorte Milei es una “presión política sobre gobernadores e intendentes, que afecta directamente la vida de las y los ciudadanos”. Dicho esto, cerró: “Somos los municipios y las provincias quienes estamos abasteciendo esta real necesidad y urgencia”.