Tras la quita de fondos, Kicillof reaccionó y obligará a empresas a pagar impuestos de manera anticipada

La tensión entre Axel Kicillof y Javier Milei no frena y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires obligará a empresas a pagar un anticipo de impuestos.

La resolución de la agencia de recaudación de la provincia (ARBA) presiona a 254 empresas para sumar unos $155.000 millones a las arcas del Estado tras la quita de fondos y hay alerta en el sector.

Fuentes de ARBA niegan que la disputa entre Nación y Provincia sea el motivo pero al mismo tiempo sostienen que se anticiparon a la medida tomada por el Presidente.

No es para compensar lo que quitó Milei. Esta medida estaba prevista en la Ley Impositiva que se aprobó en diciembre, previo al desastre que está haciendo Milei”, aseguraron.

Y añadieron: “Son herramientas que se pensaron a modo de paliar lo que podría suceder y sucedió, pero que son insuficientes para compensar los fondos que dejaron de enviarse”.

Según la agencia de recaudación, los grandes contribuyentes deberán pagar un anticipo de ingresos brutos con vencimiento el 6 de marzo y afecta a los “rubros concentrados de la economía”.

Ante la medida, la Unión Industrial Argentina publicó un comunicado en el que expresaron “grave preocupación”.

“La UIA, la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (Uipba) y la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (Adiba) expresaron hoy su grave preocupación ante la publicación de la resolución Nº 11-2024 de ARBA que obliga a realizar un anticipo del impuesto sobre ingresos brutos a las empresas que operan en la provincia de Buenos Aires como contribuyentes locales o por convenio multilateral”, sostuvieron.

Y detallaron: “La recuperación económica de nuestro país debe necesariamente surgir del desarrollo productivo con generación de empleo formal y los incrementos de la presión tributaria y/o de la carga financiera al sector productivo dificultan el cumplimiento de este objetivo”.