Corrupción en Chaco: una denuncia por desmanejos de más de $15.000 millones salpica a Jorge Capitanich

Un nuevo escándalo de corrupción salpica al ex gobernador de Chaco, Jorge “Coqui” Capitanich, ya que la administración provincial actual denunció que se desviaron alrededor de 15 mil millones de pesos que eran para asistencia social, para solventar la campaña electoral del referente K.

Así lo indicó la interventora del Instituto de Agricultura Familiar y Economía y Popular (IAFEP) de Chaco, Clelia Ávila, quien apuntó contra el ex mandatario provincial, funcionario públicos y dirigentes sociales por el irregularidades en el manejo de los fondos distribuidos a piqueteros.

Durante su investigación, la interventora designada por el nuevo gobernador chaqueño Leandro Zdero, comparó la información de una Tablet, que fue entregada por empleados provinciales, en donde encontró datos de una ruta de corrupción con los fondos públicos. En el expediente figuran transferencias bancarias entre ex funcionarios provinciales y dirigentes sociales o de cooperativas, cercanos a Capitanich, por al menos unos 19,5 millones de pesos, que no se han podido justificar.

El IAFEP manejaba varios programas, como el habitacional, por un lado, y el Resitodos, por el otro: montos millonarios que nos llamó la atención que dependían de ciertas organizaciones sociales, que recibían más dinero que otras. Muchas, incluso, recibieron el 100% de los fondos y esos fondos no estaban ejecutados al 100%”, explicó Ávila en conferencia de prensa.

A lo que agregó: “Hubo un manejo discrecional y arbitrario de los recursos económicos y las fundaciones sociales eran la herramienta que facilitaba el delito”, la funcionaria también como principal autor de los delitos al ex titular del IAFEP, Mauro Andión, “tendrá que dar las explicaciones pertinentes” apuntó.

Entre los cotejos que se presentaron ante la justicia chaqueña, se encuentras más de 50 pagos, la mayoría entre $100.000 y $500.000, pero algunos por encima del 1,5 millón de pesos. Los mismos fueron efectuados a referentes piqueteros a cambio de conseguir el apoyo de beneficiarios de planes sociales en la campaña electoral por la gobernación de Capitanich.

“Las denuncias básicamente son porque las personas estaban inscriptas como posibles beneficiarios de una serie de viviendas hechas por el Estado, pero después, sin saber los motivos, se los terminó excluyendo para beneficiar a otros. Las viviendas que eran para ellos, finalmente, terminaron en manos de los familiares de los dirigentes de las organizaciones sociales”, sostuvo Ávila.

Para la nueva administración del radical Zdero, “No hubo en la historia de la provincia un hecho de mayor corrupción que este del IAFEP. Es una pena que en una de las provincias más pobres del país se llevaron el dinero de personas para enriquecerse unos pocos”.

“Uno de los casos que denunciamos, donde se tendría que haber hecho un galpón con fondos públicos, los inspectores de obra encontraron un salón de usos múltiples con quincho y pileta. Había ciertos dirigentes sociales que tenían favoritismo, ya que obtenían de forma rápida los desembolsos sin ningún tipo de requisito, control o reglamentación”, remarcó la funcionaria chaqueña sobre la gestión del ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner.