El Gobierno presiona a los gobernadores con el Pacto de Mayo: “El que no quiera firmar, se quedará afuera”

El Gobierno liderado por Javier Milei está intensificando sus esfuerzos para convocar a los gobernadores a la firma del Pacto de Mayo, una iniciativa que busca establecer un consenso político fundamental en Argentina. El ministro del Interior, Guillermo Francos, emitió un mensaje contundente a los jefes provinciales, sugiriendo que “el que no quiera acordar sobre los puntos del Pacto se quedará afuera de un consenso político en la Argentina, de un pacto político que va a ser histórico. Entonces, seguramente cargará con esa responsabilidad”.

A pesar de que la aprobación de la Ley Bases no será una precondición para la firma del Pacto, Milei está enfocado en organizar reuniones con los gobernadores para discutir los puntos del acuerdo y avanzar en reformas estructurales necesarias. Se espera que estas conversaciones comiencen esta misma semana, con la intención de construir un consenso político sólido en torno a los principios delineados en el Pacto de Mayo.

El plan del Gobierno se divide en cuatro etapas, que incluyen la convocatoria a una reunión de gobernadores en la Casa Rosada u Olivos para discutir los ejes del acuerdo, la presentación de una ley reducida basada en puntos de consenso, la suscripción del documento por parte de los gobernadores y el envío al Congreso para su debate y aprobación. Este proceso busca resetear la relación entre el Gobierno nacional y las provincias, estableciendo un marco para futuras reformas y políticas.

A pesar de los desafíos y las tensiones políticas, el Gobierno sigue trabajando en establecer una relación constructiva con los gobernadores y otros actores políticos clave. Se espera que en los próximos días se formalice la convocatoria a los gobernadores, aunque aún hay incertidumbre sobre cómo responderán y qué papel jugarán en el proceso de negociación y aprobación del Pacto de Mayo.