Martín Llaryora dijo que apoyaría la nueva Ley Ómnibus pero reclamó “algunas modificaciones”

En medio de la disputa entre el Gobierno nacional y los gobernadores por el recorte de los fondos coparticipables y la posibilidad de una nueva Ley Ómnibus en el Congreso, el mandatario cordobés, Martín Llaryora, reclamó modificaciones en el proyecto para poder brindar tratamiento.

A pesar de haber sido blanco de duras críticas por parte del presidente Javier Milei, el líder de la provincia de Córdoba, aseguró que le resultará “relativamente fácil” firmar el Pacto del 25 de Mayo, al que convocó el libertario en la apertura de sesiones del pasado primero de marzo, porque coincide con varios de los puntos planteados.

Sin embargo, en cuanto al apoyo que sus legisladores podrán brindar en el Congreso al nuevo proyecto de ley del oficialismo, sentenció: “Las iniciativas se votaron en general y en particular, con algún nivel de flexibilidad podrían haber salido. Si van a presentar lo mismo, ¿por qué los legisladores que están van a votar distinto? Van a tener que hacer algunas modificaciones”.

“Con el Presidente ya hubo una foto, en el inicio de la gestión. El Presidente no tiene un gobernador de su partido y estábamos todos ahí”, indicó Llaryora respecto a la relación con Milei que se vio resentida tras el ataque del libertario a las provincias y la amenaza de “dejarlos sin un peso”.

Respecto al acuerdo convocado sostuvo: “Los dos meses que faltan para mayo, hay que llegar con un montón de normativa aprobada con cosas que hay que sacar ya porque Argentina se deteriora día a día”.

Córdoba siempre tiene una voluntad de diálogo, de respeto institucional y de una mirada de producción y desarrollo. Tiene que haber actitud del que convoca y generar un marco social. Tengo que generar un contexto para convocar a los demás a la mesa. Construir un escenario de diálogo y consenso. Eso es responsabilidad de quien gobierna. Y esto no significa resignar nada. Si vos creés que te las sabés todas es porque no sabés nada”, manifestó el gobernador.

Sobre la negativa de su par de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ante la convocatoria, el cordobés opinó que “cada uno tiene que tener la libertad de poder sumarse o no sumarse a determinados lineamientos”. Y agregó: “Sentarme en una mesa para decirme que van a poner un derecho de exportación a la maquinaria agrícola, no pierdan tiempo, no me llamen. Para poner trabas, no cuenten conmigo”, concluyó.