Para Guillermo Francos, Victoria Villarruel “podría haber evitado” que el Senado trate hoy el DNU

El ministro del Interior afirmó que no cree que la vicepresidenta haya tenido alguna intención política en su decisión de incorporar en el temario de la sesión de este jueves el decreto 70/2023

El funcionario aseguró que no cree que la vicepresidenta haya tenido intención política al incluir el DNU en el debate de hoy, aunque aseguró que pudo haber cometido “un error”. Lo dijo luego de que anoche, la Oficina del Presidente emitiera un comunicado en el que criticó duramente “la decisión unilateral de algunos sectores de la clase política que pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta”.

“No redacté el comunicado, no sé cuál es la intención de ese comunicado, pero no creo que haya habido una intención de la vicepresidente. En todo caso, puede haber habido un error en incluir el DNU en el temario, pero no creo que haya habido una intención de dañar al Gobierno. Sería absolutamente ridículo pensar en eso”, sostuvo el ministro.

Villarruel accedió a los pedidos del kirchnerismo y de algunos legisladores de la oposición e incorporó el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que desregula la economía a la sesión especial que realizará el Senado este jueves, según la convocatoria oficial que firmó el martes la vicepresidenta.

Desde hace más de un mes, el bloque kirchnerista, que comanda el formoseño José Mayans, presionó a Villarruel con pedidos de sesiones especiales para rechazar el DNU, que necesita el voto en contra de ambas Cámaras del Congreso para quedar desactivado, una situación que nunca ocurrió.

Durante una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi en Radio Rivadavia, Francos aseguró que Villarruel cedió a la presión de algunos sectores opositores, particularmente del kirchnerismo.
“Ceder a la presión implica incluir un tema. Esto es una discusión de tipo político entre sectores de la oposición y el Gobierno, cuando hay más de 100 DNUs pendientes de tratamiento por la comisión bicameral. El bloque kirchnerista en el Senado, en un acto claramente opositor y para debilitar al Gobierno, presiona para poner este tema dentro del temario de la sesión, cuando no ha sido tratado por la comisión bicameral y cuando hay cientos de DNU que nunca han sido tratados. Quienes intentan desestabilizar al Gobierno claramente son los senadores del kirchnerismo”, sostuvo.

En ese sentido, Francos fue consultado sobre los dichos del diputado José Luis Espert, quien dejó entrever que la decisión de Villarruel apuntaba a “desestabilizar” al Gobierno. “A lo mejor no lo expresó bien el diputado Espert, no sé si habrá querido decir eso. No me parece que podamos hacer este tipo de especulaciones sobre el inicio de un Gobierno”, dijo Francos.

“Hay un tema de presiones en el Senado para incorporar el tema del tratamiento del DNU en el temario de la sesión de esta semana y que la presidente Villarruel podría haberlo evitado, pero la presión la hizo incorporar este punto. Ella tiene también el tema de cómo construir mayoría en el Senado para tratar los temas del Ejecutivo y aparentemente algunos de los sectores la estaban presionando. Tal vez esa expresión haya sido un error, pero no más que eso”, añadió.

A tono con el presidente Javier Milei, Francos dijo que la votación en el Senado permitirá “saber quiénes quieren hacer las cosas bien en la Argentina y quiénes no”, y dijo que el kirchnerismo “deberá hacerse cargo” de la decisión de impulsar el tratamiento del DNU.

“Si hay una oposición que tiene fuerzas para voltear una norma, tendrá que hacerse cargo. Por eso uno también se recuesta en la opinión pública y en las próximas elecciones tendrán que votar y resolver quién trata de hacer las cosas bien en la Argentina y quién las hace mal”, subrayó Francos.

El ministro del Interior, encargado de la relación política con las provincias, rechazó además que exista falta de diálogo entre el Ejecutivo y la oposición, y afirmó que hay diálogo “con todos los bloques”. Además, le quitó trascendencia a un posible rechazó del DNU por parte del Senado, y hasta dejó entrever que la inclusión del DNU en la sesión podría estar vinculado a la polémica por el aumento de sueldo de diputados y senadores, que finalmente dejó sin efecto tras un pedido de la Rosada.

“No tenemos miedo, no me preocupa que en el Senado en un gesto un poco ampuloso, exagerado, y como consecuencia, a lo mejor, de posiciones del propio Gobierno con respecto a los temas salariales y de volver atrás el incremento de salarios, manifiesta e su enojo tratando de rechazar estas leyes. Ok, seguiremos. trataremos de mantenerla en la Cámara de Diputados y trataremos de aprobar otras leyes necesarias para el país. No nos quedaremos de brazos cruzados ni nos atemoriza que pase esto en el Senado.

La incorporación del DNU en el temario de la sesión convocada para las 11 de hoy sorprendió al Poder Ejecutivo Nacional, que pretendía postergar el debate.

“Yo me enteré cuando se convocó, no sabía nada”, reconoció un funcionario cercano a Milei, que está molesto con la decisión que se dio, además, previo a que se les entregue a los gobernadores la nueva versión de la Ley Ómnibus, tal como anticipó este medio.

En el Gobierno, los principales funcionarios y asesores estaban convencidos de que el DNU no tenía que ser tratado hasta tanto el oficialismo no tuviera garantizados los 37 votos afirmativos que necesita para ratificarlo, un número que hoy estaría lejos de conseguir.

El escenario para La Libertad Avanza se agravó recientemente, a partir de un hecho inesperado y trágico, que fue el fallecimiento de la esposa del presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, que por este motivo podría ausentarse durante la reunión.

La Vicepresidenta considera que ya logró detener durante bastante tiempo la discusión del Decreto, pero que tanto la oposición como los aliados del oficialismo en el recinto le reclamaban que dejara de dilatar el asunto y la forzaron a incluirlo en la sesión de este jueves.

En este contexto, la Oficina del Presidente emitió un comunicado en el que criticó duramente “la decisión unilateral de algunos sectores de la clase política que pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta”, en la previa de la firma conjunta del Pacto de Mayo y del tratamiento de la nueva Ley Ómnibus.

“El Gobierno Nacional espera que el Poder Legislativo no se deje cautivar por el canto de sirena de quienes pretenden ‘anotarse’ victorias de corto plazo en detrimento del futuro de los 45 millones de argentinos”, remarcó.