Una senadora que votó en contra del DNU denunció que recibió amenazas de muerte y culpó a Milei

La senadora Edith Terenzi, del bloque Cambio Federal, denunció haber recibido amenazas de muerte tras votar en contra del DNU propuesto por Javier Milei, incluso antes de formalizar su decisión. Responsabilizó directamente a la Casa Rosada por estas amenazas, destacando que empezaron a recibirse poco después de plantear una cuestión de privilegio y antes de rechazar el Decreto de Necesidad y Urgencia.

Terenzi señaló que el maltrato recibido está relacionado con las actitudes del presidente, indicando que “también nos agrede“. La senadora expresó que fue objeto de insultos y amenazas, refiriéndose a términos despectivos utilizados por seguidores de Milei, como “vieja meada” y “casta”.

Expresó que recibió mensajes intimidatorios en los que se hacían referencias a su familia y se la amenazaba de muerte. Estos ataques verbales y amenazas de violencia, según Terenzi, forman parte de un patrón de agresión alimentado por discursos hostiles y polarizadores. “Cuando te crucemos por la calle, te vamos a matar. Cuidate porque en donde te veamos, te vamos a liquidar” decía uno de los mensaje que recibió la legisladora.

Las amenazas recibidas por la senadora reflejan el clima de tensión política que se vive en el país, exacerbado por la votación del DNU de Milei. Terenzi resaltó la gravedad de estas intimidaciones y exigió que se investiguen y se tomen medidas para proteger su seguridad y la de su familia. Algunos políticos, como Martín Lousteau, se solidarizaron con la senadora a través de las redes sociales.

Pregunta para este fin de semana: ¿En que se acerca esto a la libertad? Toda mi solidaridad con la senadora radical @EdithTerenzi. Que saludable sería si todos los que formamos parte de la vida pública de la Argentina repudiaramos hechos de violencia como este.…

https://x.com/GugaLusto/status/1769044811732922652?s=20

En cuanto al decreto del Presidente, deberá ser debatido y votado en Diputados para que se decida su futuro. Si la cámara baja del Congreso lo aprueba continuará en vigencia como hasta ahora, si lo desaprueba será derogado y obligará al Gobierno a establecer una nueva estrategia para aprobar las medidas que se incluían en el DNU y que consideran fundamentales para desregular la economía.