Las organizaciones piqueteras vuelven a las calles

Este lunes, agrupaciones kirchneristas y de izquierda se movilizarán en un “piquetazo nacional” en diversos puntos del país, liderado por la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y otros espacios sociales. La convocatoria surge en medio de la evaluación por parte del Gobierno de medidas para restringir los cortes de calles y puentes, con el posible retiro de planes sociales a quienes participen en estas protestas.

Los manifestantes planean bloquear cinco puntos de acceso a la Ciudad de Buenos Aires y anuncian más de 500 cortes en todo el territorio nacional. Bajo la consigna “El hambre no espera”, exigen la entrega de alimentos para comedores comunitarios, aumentos en los planes sociales y rechazan la eliminación del programa Potenciar Trabajo.

En respuesta, el Ministerio de Seguridad aplicará el protocolo antipiquetes para liberar el tránsito y desalojar a los manifestantes que obstruyan calles y avenidas. Además, se evalúa una cláusula que permitiría la baja inmediata de beneficiarios de planes sociales en caso de participación en piquetes o disturbios públicos.

El borrador de esta normativa ha generado controversias, especialmente entre los movimientos sociales, quienes consideran que esta medida vulnera derechos democráticos. En paralelo, el Ministerio de Capital Humano ha avanzado en la creación de nuevos programas sociales, eliminando la intermediación de organizaciones sociales en la entrega de beneficios y estableciendo una relación directa con los beneficiarios.