Entre acusaciones y reproches, el PJ designó una conducción provisoria tras la salida de Alberto Fernández

En el microestadio de Ferro, en el barrio porteño de Caballito, 466 congresales peronistas de todo el país –sobre los 900 convocados– se reunieron para oficializar la salida forzada de su último titular, el expresidente Alberto Fernández, a través de una licencia.

En el encuentro encabezado por el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, se lanzaron varios pases de factura entre los dirigentes e indefiniciones sobre los plazos para llamar a elecciones anticipadas y definir la nueva conducción con internas o lista única.

Este viernes, el órgano legislativo del PJ creó por pedido del gobernador bonaerense Axel Kicillof una Comisión de Acción Política (CAP), bajo el eslogan “Para el modelo argentino”, cuyo objetivo será reemplazar a Fernández hasta que se consigne su sucesor. 

Así, la principal fuerza de oposición resolvió que la Comisión estará a cargo del Consejo Nacional del partido, integrado por los cinco vicepresidentes, tras la falta de acuerdo para su conformación. 

De esta manera, en base al estatuto del partido, Cristina Álvarez Rodríguez, Axel Kicillof, Analía Rach Quiroga, Juan Manzur y Lucía Corpacci son los que deberán asumir la responsabilidad de la conducción provisoria.

“En el marco del escenario de gravedad social e institucional que atraviesa nuestro país, como consecuencia de las políticas de ajuste impulsadas por el actual gobierno, se decidió la conformación de una Mesa de Acción Política para el Modelo Argentino”, expresó el PJ a través de un comunicado.

Según remarcaron, la comisión quedó a cargo “de las autoridades del Consejo Nacional del Partido, con el objetivo de realizar una convocatoria amplia a todos los sectores y a todos aquellos y aquellas que se sienten parte del movimiento nacional y popular, para iniciar un proceso de recuperación basado en la producción, el trabajo, la solidaridad y el reparto equitativo de la riqueza, enmarcado dentro de la justicia social”.

“Mi prioridad es la unidad del peronismo, porque en el peronismo no sobra nadie”, afirmó Insfrán, quien estuvo acompañado en el estrado por otros mandatarios provinciales, tales como Axel Kicillof (provincia de Buenos Aires), Ricardo Quintela (La Rioja) y Raúl Jalil (Catamarca), y de los senadores Corpacci, Manzur, Eduardo “Wado” de Pedro y José Neder. 

Asimismo, en el escenario también estuvieron Cristina Álvarez Rodríguez, Fernanda Raverta, Fernando Espinoza, Verónica Magario, José Luis Gioja y Juan Manuel Olmos. Por su parte, entre las ausencias se destacó la de Sergio Massa, quien optó por realizar el mismo día y a la misma hora el congreso de su propio espacio, el Frente Renovador, en Parque Norte.

Ante el avance de Javier Milei, una facción del PJ se ha planteado la necesidad de realizar una autocrítica ya postergada y un consecuente recambio generacional para hacer frente a los próximos desafíos electorales. Además, proponen abrir las puertas a dirigentes distanciados de Unión por la Patria.

Para materializar su retorno, esta facción sugiere la celebración de elecciones internas, una práctica que el partido no ha enfrentado en años. En este sentido, se han expresado opiniones contundentes y varios líderes se han retirado del encuentro enojados.

Durante la reunión, que se prolongó hasta las tres de la tarde sin la presencia de Máximo Kirchner, los críticos más destacados fueron el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray; el exministro Sergio Berni y el exgobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien se manifestó “medio tristón ante bastante gatopardismo. Parece que cambian las cosas para que nada cambie”. 

“Hay que modificar el reglamento interno. Si no, nunca va a haber una elección seria en el PJ. ¿Hace cuanto el partido no tiene candidatos propios? ¿Hace cuanto no se aceptan elecciones internas?”, agregó Alberto Rodríguez Saa.

Por su parte, Berni advirtió que “el peronismo está lleno de telarañas” y expresó su descontento con el hecho de que  “hoy no se dijo ni se realizó nada”. “Necesitamos imperiosamente llamar a una elección interna. ¿Desde cuando el peronismo le tiene miedo a una elección interna?”, planteó el senador nacional y exministro de Seguridad bonaerense.