Los diputados provinciales impulsan una “agenda bonaerense” de la mano de Manes

En medio de los cruces entre Javier Milei y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, los diputados provinciales del bloque UCR-GEN se reunieron con su par nacional, Facundo Manes, para avanzar en una estrategia legislativa “que atienda los problemas más urgentes de los bonaerenses”.

Estuvieron presentes los legisladores boina blanca Claudio Frangul, Matías Civale, Nazarena Mesías, Viviana Dirolli y Julio Pasqualín, junto a Natalia Dziakowski del GEN. De la bancada nacional, además del neurocientífico, se sumó Pablo Juliano.

Los ejes abordados por los legisladores nacionales y provinciales rondaron en torno a la coyuntura del país y la provincia de Buenos Aires en materia de seguridad, educación, salud, impuestos y transporte, entre otros.

¿Qué rumbo persiguen?

El desafío de los diputados es hacerse lugar en un contexto legislativo polarizado. En ese aspecto, Frangul destacó que “hay una gran cantidad de dirigentes, militantes, intendentes, gobernadores que van a trabajar para generar un espacio político muy fuerte, de centro”.

La apuesta del diputado es construir un ámbito “con otras expresiones que no estén ni en los extremos del fanatismo del kirchnerismo, ni en los extremos del fanatismo de lo que es La Libertad Avanza”.

En ese marco, subrayó la necesidad de “crear ese espacio de racionalidad y diálogo”. Para Frangul, justamente el radicalismo es la fuerza política que puede lograrlo, “por su volumen, su territorialidad, y su historia”.

Dentro de ese rumbo, consideró que “se tiene que trabajar para hacer posible esa construcción junto con otras fuerzas políticas”, y afirmó: “La gente va a necesitar esa alternativa”.

Delineando sus perfiles

Cabe destacar que tanto Manes como Juliano se desmarcaron de la hegemonía de la UCR en el Congreso y votaron en contra de la Ley Ómnibus. Además, asistieron a la sesión que impulsaba la discusión por una nueva fórmula para las jubilaciones.

Por su parte, el bloque UCR-GEN de la cámara de Diputados bonaerense fue el único espacio que votó en contra de la Ley Impositiva enviada por el Ejecutivo provincial que hoy es señalada como “el impuestazo” del gobernador.