Tras detectar irregularidades, el Ministerio de Capital Humano confirmó la baja más de 3600 contratos

Este miércoles, el Gobierno de Javier Milei anunció que daría de baja a más de 11 mil cooperativas tras detectar múltiples irregularidades. Este miércoles, el vocero presidencial, Manuel Adorni expresó que el recorte alcanzará a organizaciones creadas entre 2020 y 2022 en las que se encontraron anomalías como falta de presentaciones de balances y domicilios en común.

Fue el ministerio de Capital Humano, encabezado por Sandra Pettovello, que decidió “depurar el padrón de cooperativas” tras detectar “innumerables irregularidades”, y que “suspenderá las operatorias de las creadas entre 2020 y 2022″.

Tras el anuncio del vocero presidencial, Manuel Adorni, en el que confirmó la baja de 15.000 contratos del Estado que vencen a fin de mes, el Ministerio de Capital Humano avanzó con la cesantía de más de 3600 empleados, notificados en las últimas horas vía mail.

En esa línea, un 24% del recorte anunciado por el Gobierno fue llevado adelante por el megaministerio. Se trata de 3611 cesanteados, sobre los 15.000 contratos no renovados en el ámbito estatal, con exclusión del PAMI o empresas públicas.

“Son temas sensibles, hay lugares de trabajo e ingresos detrás, pero el trabajo de auditoría es muy quirúrgico. Los tiempos son más lentos de lo que uno quisiera. Todavía hablamos de un número no consolidado”, aclaró Adorni respecto a la cifra exacta de contratos no renovados que, según indicaron fuentes oficiales, se dará a conocer en detalle después de las liquidaciones de abril.

“Cada área decidió cuáles contratos renovar y cuáles no. Cada ministerio y secretaría se encargó de transmitir las no renovaciones a las personas desvinculadas y lo hizo de la manera que consideró más adecuada”, señalaron fuentes cercanas al destacar que no hubo una “bajada oficial” de cómo implementar o notificar el recorte.

Según informaron fuentes cercanas a la ministra, el mayor recorte se dio en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, a cargo de Pablo de la Torre, con una baja del 17% de los puestos que ocupaba el personal contratado, lo que recayó sobre 1656 empleados.

Otra de las áreas más impactadas fue la de Trabajo, previamente afectada por la intempestiva salida de Omar Yasin a mediados de mes y la posterior llegada de Julio Cordero como secretario de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. En este caso, la reducción fue del 13% de los contratos puestos en revisión, que se tradujo en 517 empleados desvinculados de sus tareas.

“Trabajo es una cartera muy politizada, pero eso no hace a la gestión técnica, en lo personal encontré una planta profesional muy buena”, precisó una fuente con gran conocimiento del ministerio. “Que hay militancia la hay, no lo voy a negar, pero no es para dar de baja más de 500 contratos”, insistieron.

Se trata de 48 agencias territoriales en las que aproximadamente trabajan 1600 empleados y en las que funcionan, oficinas de empleo, de relaciones sindicales y atención al público, entre otros.