“Tendrán consecuencias”: El Gobierno advirtió a ATE por los ingresos masivos a edificios públicos

El vocero presidencial, Manuel Adorni, explicó que los 11.000 despidos ocurridos el fin de semana largo son “parte del trabajo que estamos haciendo para achicar los gastos del Estado”.

A través del vocero presidencial, Manuel Adorni, el Gobierno nacional advirtió a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) por la ocupación “pacífica” de edificios públicos contra los 15.000 despidos de trabajadores estatales.

“Lo que sea fuera de la ley tendrá las consecuencias correspondientes en cada caso. Todo el que esté cometiendo algún acto fuera de la ley, va a tener sus consecuencias”, aseguró el portavoz este miércoles en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada.

Esta mañana, trabajadores estatales desvinculados en los últimos días intentaron ingresar a sus puestos de trabajo en el ex INADI, cuyo cierre comunicó el Gobierno hace algunas semanas, y en la Secretaría de Trabajo, dependiente del Ministerio de Capital Humano que dirige Sandra Pettovello.

En la puerta de los edificios los dirigentes gremiales y los empleados se toparon el fuerte operativo de seguridad que dispusieron en conjunto el Gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires para impedirles el ingreso.

“Están llenando de policías las dependencias públicas. No hay plata para comprar comida, no hay plata para comprar remedios, pero si hay plata para reprimir”, denunció el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

La medida de fuerza del gremio estatal se da luego de que el pasado fin de semana largo de Semana Santa cayeran -según datos oficiales- 15.000 contratos de trabajadores estatales como parte del plan de ajuste que lleva adelante el presidente Javier Milei. Además, otros 55.000 contratos seguirán en revisión durante los próximos tres meses.

“El número final de contratos que no se han renovado ronda los 15.000. Es parte del trabajo que estamos haciendo para achicar los gastos del Estado y que personal que no es necesario, no siga cobrando un ingreso del Estado”, explicó Adorni.