La amenaza de Pablo Moyano a Milei: “El lunes no se mueve una hoja en todo el país”

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, amenazó en las últimas horas con promover un paro general del gremio para el próximo lunes 8 de abril si el gobierno nacional no homologa el último acuerdo salarial que el sindicato pactó con los empresarios, 45% en dos tramos: 25% en marzo y 20% en abril. Esta misma situación se podría replicar en otros gremios.

“Si el 8 de abril, que es el lunes, no se confirma el aumento del 25% que se firmó para marzo, no se va a mover una hoja, una pluma en todo el país. Va a haber un paro general desde el gremio de Camioneros defendiendo lo que se firmó hace un mes y todavía no se ha homologado”, afirmó Moyano en diálogo con C5N.

Sería la tercera reacción del sindicalismo desde la asunción de Milei en diciembre de 2023, ya que en enero impulsaron una jornada de protesta frente  a tribunales y este miércoles promovieron la jornada de lucha nacional impulsada por ATE, en protesta por los despidos en diversos ministerios públicos. Inclusive, sus principales dirigentes le reclamaron a los secretarios generales de la central obrera realizar “un pato conjunto”.

Respecto al acuerdo de Camioneros, supera el tope impuesto por el Ministerio de Economía para desalentar las expectativas inflacionarias.

La última paritaria fue firmada el 23 de febrero pasado y todavía no se aplica la homologación tácita porque una de las cámaras empresariales impugnó el acuerdo ante la Secretaría de Trabajo.

Desde la Secretaría de Trabajo, que encabeza el abogado Julio Cordero, aún no reportaron novedades sobre la homologación de la paritaria de Camioneros.

En un reportaje reciente, voceros oficiales se limitaron a afirmar: “Ese acuerdo está en revisión jurídica porque tiene varios cuestionamientos”.

Según expertos en legislación laboral, la paritaria “se complicó por una interna en la FADEEAC: cuatro de las cámaras del interior (Córdoba, Santiago del Estero, Mendoza y San Juan) impugnaron el convenio ante Trabajo al considerar que en el acuerdo se incorporaron “de manera inconsulta” el pago de adicionales y de un aporte extraordinario para la obra social”. Este monto es de $10.000 por trabajador “para solventar el déficit del sindicato”. Como hay 200.000 afiliados, asciende a un total de 2000 millones de pesos por mes para las arcas gremiales.