Previo al encuentro en la Casa Rosada, los gobernadores de JxC se reunieron para unificar su estrategia

Antes de la cumbre en la Casa Rosada con funcionarios del Gobierno nacional, los gobernadores de Juntos por el Cambio (JxC) llevaron adelante una reunión virtual para coordinar una estrategia conjunta. El objetivo es discutir detalles del paquete fiscal propuesto por el oficialismo y establecer consensos sobre la nueva Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los argentinos.

El encuentro virtual, que estaba programado para esta tarde, se centró en un análisis detallado del proyecto de Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, con la cual se pretende avanzar en desregulaciones, modificaciones y “mejoras” en el plano fiscal y tributario. En este sentido, los gobernadores de JxC, considerados como “dialoguistas”, trabajaron para unificar criterios y reclamos sobre este tema antes de la cumbre con el Gobierno.

Según trascendió, entre los participantes se encontraron Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Ignacio Torres (Chubut), Carlos Sadir (Jujuy), Leandro Zdero (Chaco), Marcelo Orrego (San Juan), Jorge Macri (CABA), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), y Claudio Poggi (San Luis).

La intención del oficialismo es obtener la aprobación de estas medidas antes del Pacto de Mayo, que se celebrará el 25 de ese mes en Córdoba. Sin embargo, aunque la Ley Ómnibus parece tener un consenso para ser apoyada, el paquete fiscal se enfrenta a una recepción más cautelosa.

Desde el Gobierno también se enviará la nueva Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los argentinos con la reforma del Estado, emergencias y facultades para el Poder Ejecutivo y privatizaciones entre los puntos más sobresalientes. Este último proyecto se encuentra en una especie de evaluación parlamentaria, con una luz verde para la Ley Bases y una luz amarilla para el paquete fiscal, lo que anticipa una postura crítica pero dispuesta al diálogo.

Además de estos puntos, JxC evalúa una posible ofensiva judicial para exigir al gobierno nacional los fondos correspondientes a las cajas jubilatorias provinciales, un tema de vital importancia para las finanzas provinciales. Este movimiento estratégico de los gobernadores de JxC busca no solo presionar al gobierno de Milei en cuestiones fiscales sino también asegurar los intereses provinciales frente a las reformas propuestas. 

Tras la cumbre del bloque, este jueves a las 14.30h se reunirán con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía, Luis Caputo y el titular de la cartera de Interior, Guillermo Francos.

Los puntos en conflicto

El Decreto 280/2024 ha generado una importante discrepancia entre el gobierno nacional y las provincias, debido a cómo afecta el pago del déficit fiscal de las cajas previsionales de 13 provincias con sistema previsional propio. Entre estas provincias, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Chubut y Chaco son gobernadas por JxC. 

A este aspecto se le suma la preocupación sobre un déficit fiscal general que el Gobierno tiene con todas las provincias. Según evalúa el bloque, Milei le adeuda recursos impagos a todas las provincias, un monto que se eleva a unos 4.2 billones de pesos.

Según reveló Infobae, esa cifra contiene $250 mil millones en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) sin distribuir, $2 mil millones por la recaudación de Ganancias, $255 mil millones en concepto de Impuesto a los combustibles, recursos del consenso fiscal 2023 y la proyección 2024 1700 millones. En total, se tratan de $4.258 billones de pesos.

En ese marco, la compensación de las cajas Jubilatorias no transferidas es central. Por ello, no es menor que la publicación del DNU 280 haya sorprendido a los gobernadores, generando discusiones internas y preparando el terreno para debates intensos en la próxima reunión en el Ministerio del Interior. 

Este decreto, además, no solo afecta las cajas previsionales sino que también formalizó la eliminación del Fondo Nacional del Incentivo Docente (FONID) y el Fondo Compensador del Transporte, elementos vitales para financiar salarios docentes y subsidiar el transporte público en las provincias. En un contexto de licuación y ajuste fiscal, los gobernadores alegan que dejar de percibir esos recursos agrava aún más la situación económica en sus territorios.

En lo que respecta al paquete fiscal, otro tema de debate es la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias. Si bien Milei propone un mínimo no imponible de $1.200.000, los mandatarios provinciales demandan un piso más alto y escalas más bajas o progresivas para no gravar excesivamente a la clase media.